Toshiba dirige su atención al mercado corporativo de telefonía móvil

La compañía con sede en Tokio muestra en el Mobile World Congress de Barcelona dos nuevos terminales inteligentes, además del G450 un dispositivo caracterizado por su versatilidad y trazo de sólo 57 gramos de peso

Toshiba dirige su atención al mercado corporativo de telefonía móvil

12 febrero 2008

El fabricante japonés aprovechó la nueva cita con la movilidad que tuvo lugar en Barcelona para mostrar algunas de sus apuestas más importantes e interesantes en telefonía móvil para los próximos meses. En este escenario, los usuarios más profesionales tendrán la ocasión de adquirir próximamente el smartphone Protege G710.

 

Diseño ultraplano para un teléfono inteligente de 130 gramos con teclado QWERTY y una pantalla de 2,4 pulgadas que brinda una resolución de 320 x 240 ppp. Asimismo, ofrece una memoria inicial de 128 Mbytes que puede ampliarse con la ayuda de una tarjeta microSD y un GPS para llegar a nuestro lugar de destino. Esta pequeña oficina móvil está arropada por el sistema operativo Windows Mobile 6 Professional.

  

Destinado también al mercado corporativo es el nuevo Portégé G920. Resulta llamativo el diseño que Toshiba ha conferido a este smartphone que se comercializará en nuestro país de la mano de Telefónica Móviles España. Adopta el diseño de una concha. Cuando se abre, el usuario descubre una pantalla apaisada (emplea tecnología táctil) de tres pulgadas que ofrece una resolución de 480 x 800 ppp y teclado QWERTY.

 

Con Windows Mobile 6 Professional, en lo que referente a su conectividad lo más sobresaliente es que es compatible con HSDPA y Wi-Fi. No olvides tomar nota de las siguientes funcionalidades: seguridad biométrica, GPS, receptor A-GPS que mejora el servicio de navegación en zonas como túneles y doble cámara (una para videoferencias y otra inmortalizar momentos inolvidables con una calidad nada desperdiciable, 3 megapíxeles).

  

En otro frente, resultó llamativa la presencia del nuevo G450. Aunque sus prestaciones tecnológicas no resulten apabullantes, esto no impide que el producto presuma de su versatilidad. Con unas dimensiones de sólo 36 x 98 x 16 mm y 57 gramos, desempeña las funciones de un teléfono móvil, un reproductor de música digital y un módem USB para conectarse a redes GPRS y HSDPA también.

 

En este sentido, sus futuros usuarios lo podrán utilizar para navegar por Internet mientras atienden sus llamadas entrantes. La parte del diseño resulta llamativa. Adopta el clásico formato de barra ligeramente modificado ya que en la parte central se han incluido tres diales: dos para las llamadas  y otro que hace las funciones de pantalla propiamente dicha con una resolución de 96 x 39 ppp. Se comercializará en varias tonalidades: rojo, negro y blanco.