Análisis

Toshiba MK6461GSY, disco duro SATA 2.6 de altas prestaciones

Este disco duro SATA de 2,5 pulgadas, con una capacidad de 640 Gbytes, presume de tener unas altas prestaciones y de tener un nivel muy bajo de ruido, lo que lo hace atractivo para muchos usuarios

Disco duro Toshiba

24 enero 2012

El atractivo de los discos duros SSD es indudable. Sus prestaciones son fantásticas y, además, son más fiables, silenciosos y consumen menos que las unidades magnéticas convencionales. Sin embargo, siguen siendo más caros que los discos mecánicos y su capacidad máxima es inferior. Por esta razón, las unidades como la que nos ocupa siguen siendo muy atractivas para muchos usuarios.

Este disco duro de 2,5 pulgadas pertenece a la familia MKxx61GSY de Toshiba, conformada por propuestas diseñadas para resolver escenarios en los que se precisan una elevada fiabilidad y una dilatada durabilidad. La unidad que hemos analizado es la de mayor capacidad (640 Gbytes), aunque internamente es prácticamente idéntica a los demás miembros de la familia. Está magníficamente construida (incluso en el ámbito de los discos duros internos hay diferencias notables en lo que concierne al acabado) y, lo que es más importante, su rendimiento es muy bueno.

Tanto HD Tach como HD Tune Pro nos han demostrado que las prestaciones que anuncia Toshiba en su página web son reales. Incluso, podríamos calificarlas como conservadoras. Y es que hemos obtenido unos tiempos de acceso de 10,2 ms (lectura) y 11,5 ms (escritura), así como una latencia media de 4,36 ms, entre otros datos. Por todo ello nos parece una opción muy apetecible para cualquier ordenador portátil en el que se precisa un disco duro de elevada capacidad y alta fiabilidad.

Temas Relacionados