Twitter todavía no es una compañía rentable

7 octubre 2013

Muchos millones de personas utilizamos Twitter prácticamente todos los días. Nadie podría negar que se trata de una red social conocida en todo el mundo y con muchísimo éxito. Sin embargo, ¿es rentable una red así? Hasta el momento, no. Twitter no ha conseguido beneficios hasta la fecha. Aunque eso pronto podía cambiar.

Cuando la compañía americana iba a salir a bolsa, lo que se decía es que los ingresos de la misma estaban entre los 600 y los 800 millones de dólares al año. Sin embargo, ahora mismo todavía rondan los 500 millones de dólares al año, una cifra que no ha permitido presentar beneficios en los últimos tiempos.

De hecho, lo más alarmante es lo que dicen en el documento de salida a bolsa de la compañía, presentado el jueves. En la página 23 de la hoja S-1 indican que han tenido pérdidas operativas significativas en el pasado, y que no habría manera de garantizar la rentabilidad de la compañía en el futuro. Curioso que así traten de convencer a los inversores.

Pero lo cierto es que la situación es real. Llevan ya unos cuantos años siendo una de las redes sociales más utilizadas del mundo y todavía no han sido capaces de obtener rentabilidad. En realidad, están en ello, pero les va a llevar todavía más tiempo.

Como hemos dicho, Twitter estaría obteniendo actualmente unos beneficios de 500 millones de dólares al año. En los informes del primer semestre de este año 2013 han declarado pérdidas de 67 millones de dólares, lo que sumado a las pérdidas que ya tenían antes, deja un déficit general de 418 millones de dólares. Es decir, que aunque sí han ganado algo de dinero en ingresos, han tenido que gastar más de lo que han ingresado. En el año 2012 tuvieron pérdidas también por valor de 80 millones de dólares, y por la línea que siguen, no parece que la solución vaya a ser tratar de gastar menos, sino ganar más. por medio de la publicidad.

Las compras también salen caras

No obstante, no se trata únicamente de las pérdidas operativas de una compañía, sino de los gastos relacionados con las adquisiciones de otras compañías y start-ups del mercado. Por ejemplo, el servicio de televisión social Bluefin les ha costado 67,3 millones de dólares. Crashlytics, una compañía de programación, le costó 38,2 millones de dólares.

Aún así, no se puede afirmar que Twitter no debería haber comprado estas compañías. Cuanto menor es el tiempo que llevan en activo estas empresas, menor es el coste de la compra, y mayor la rentabilidad a la larga cuando pasan a formar parte del equipo de la red social.

Los móviles salvan a Twitter

Los inversores, eso sí, podrán confiar en el futuro de Twitter, pues sus ingresos por publicidad han crecido de manera muy notable, sobre todo gracias a los teléfonos móviles. Actualmente, el 65% de los ingresos provienen de la publicidad de Twitter en smartphones y tablets. En Facebook, por ejemplo, el porcentaje de ingresos por publicidad móvil es de un 41%, siendo prácticamente nulo en el momento de la llegada a bolsa de la compañía de Mark Zuckerberg.

Así, ahora mismo las inversiones en Twitter deben apoyarse en un único poste, el de la confianza en una compañía que, en teoría, solo podría seguir creciendo. Viendo las cifras, es el mejor momento para llegar a bolsa y para los inversores, pues a partir de ahora solo deberían llegar beneficios.

 

Temas Relacionados
Loading...