El servicio desaparecerá en Europa el mes que viene

Los últimos días del roaming

Roaming Europa

9 septiembre 2013

En el 2014, podremos utilizar nuestras tarifas de datos en toda Europa por el mismo precio que pagamos en España. Las operadoras tendrán que compartir infraestructuras.

Uno de los problemas de viajar al extranjero es que no podemos utilizar nuestras conexiones de datos. Hace años no hubiera sido un problema, pero hoy en día estamos demasiado acostumbrados a la conexión a Internet. Hasta el momento, si queremos tener una conexión de datos en el extranjero, podemos optar por los datos en itinerancia, por los cuales tendremos que pagar una cantidad de dinero desproporcionada, o por adquirir una tarjeta de prepago de una de las operadoras del país al que hemos viajado, con lo que ya no contamos con nuestro número y añade la molestia de tener que ir a una tienda a solicitar una, cuando podríamos no dominar el idioma.

Sin embargo, todo esto se va a acabar, al menos en lo que se refiere a Europa, pues la Comisión Europa ya fijó una nueva norma para que el próximo año 2014 los usuarios de una conexión de datos en la Unión Europa pudiera viajar a cualquier otro país de la región utilizando esa misma conexión, con la misma tarifa, y del mismo modo en que la estaban utilizando en España. Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea y además máxima responsable de la Agenda Digital, vuelve a encabezar la estrategia para poner  fin al roaming.

Sin acuerdo entre las operadoras

Las operadoras de telefonía móvil no comparten la opinión que Kroes. Para ellas, existiría una gran pérdida de ingresos como consecuencia de proveer de manera gratuita lo que antes ofrecían a un alto coste. Sin embargo, sí han mostrado su disponibilidad a la creación de nuevos modelos de negocio que compensen la pérdida generada.

No obstante, todavía habrá que esperar para ver exactamente a qué se refieren con estas posibilidades de negocio. Podrían estar refiriéndose a un abaratamiento del coste de la conexión de datos en itinerancia, evitando así tener que ofrecerla al mismo precio que pagan los usuarios en su país de residencia y continuando con parte de los cargos que cobran a los usuarios actualmente.

Por último, es posible que los nuevos planes de negocio a los que se refieren las operadoras tengan mucho que ver con nuevos acuerdos con la Comisión Europea, que les permitirían situarse de nuevo en una posición privilegiada gracias a la ayuda de la propia Comisión, pues llegarían a un acuerdo en el que ambos acabarían beneficiados.

Neelie Kroes, por su parte, se ha reafirmado en que el compartir infraestructuras será beneficioso para todos los usuarios, así como para las instituciones públicas, a las que ha animado a aprovechar esa situación para ofrecer nuevas posibilidades a los ciudadanos que representan.

Este miércoles presentará la Comisión Europea el plan definitivo para eliminar el roaming. Como ya sabemos, el plan provisional contempla que en el verano del próximo año 2014 los usuarios puedan viajar por la Unión Europa con las mismas tarifas de datos que tienen en su país de origen.