Los Ultrabooks de cuarta generación tendrán pantalla táctil

Como cada año por estas fechas Intel Iberia ha hecho balance del año que termina y ha dado algunas pinceladas de los avances tecnológicos que llegarán de su mano

8 enero 2013

Como cada año por estas fechas Intel Iberia ha hecho balance del año que termina y ha dado algunas pinceladas de los avances tecnológicos que llegarán de su mano.

Norberto Mateos, director de la compañía en nuestro país, admite que 2012 ha sido un año repleto de incertidumbres económicas y, como tal, complicado desde el punto de vista de las ventas. Sin embargo, «también ha sido un año excitante tecnológicamente hablando, ya que se ha producido una interesante transición en el terreno de la informática personal».

Con las tecnologías de fabricación de semiconductores en constante evolución, la compañía ha realizado una inversión que ronda los 10.000 millones de dólares a nivel mundial para continuar reduciendo el tamaño de los transistores «y preparar la transición hacia los 14 nanómetros». También en consumo se han realizado grandes avances, según Mateos, «situándonos en cifras de consumo de 7 vatios en los próximos Ivy Bridge de consumo ultra bajo que permitirán reducir tamaño de los equipos e incrementar sus autonomías».

Nuevos Ultrabooks Acer

Las pantallas táctiles han marcado las experiencias de usuario durante este 2012, una tendencia que continuará y que se convertirá en requisito imprescindible para los equipos que quieran encuadrarse en la cuarta generación de Ultrabooks, basados en la arquitectura Haswell, según explica el máximo responsable de Intel en España, que vaticina que «a finales de 2013 más de la mitad de los equipos portátiles que se comercialicen tendrán pantalla táctil».

En el terreno de los procesadores móviles la compañía prepara Bay Trail, procesadores Atom de cuatro núcleos para tabletas, que a finales de año ya se fabricarán en 22 nanómetros y en 2014 se reducirán a 14 nanómetros. Y en procesadores para smartphones de gama baja la compañía prepara un procesador Atom de un solo núcleo.

En definitiva, Norberto Mateos espera que 2013 sea un buen año para Intel, «porque los usuarios priman la tecnología sobre cualquier otro gasto, siempre que ésta le ofrezca las innovaciones que necesita».

Loading...