Vídeo on-line: cómo editar nuestras películas antes de subirlas a la Red

Los cortos y vídeos que circulan por Internet se han convertido en un excelente aliciente para participar en la Red y una nueva forma de comunicación. Os mostramos las claves para aprovecharlos y cómo editarlos con programas sencillos y gratuitos haciéndolo, incluso, on-line

Vídeo on-line: cómo editar nuestras películas antes de subirlas a la Red

1 noviembre 2007

Una de las claves de la llamada Web 2.0 son los contenidos en formato de vídeo, que han pasado de ser una simpática moda para divertirse un rato con caídas o imágenes impactantes, a convertirse en una nueva forma de distribuir y mostrar la información. Hoy por hoy es extremadamente asequible realizar un vídeo con nuestra videocámara, cámara digital, webcam o incluso teléfono móvil y, tras un tratamiento más o menos sencillo según los resultados que queramos obtener, subirlo y compartirlo con amigos u otros usuarios de Internet.
No vamos entrar a comparar y juzgar los principales portales para la publicación de vídeos, pues en este mismo número, dentro de la sección de Internet, incluimos una amplia comparativa sobre ellos. Por este motivo, nos hemos centrado en ofreceros información útil para la edición de vídeo, que luego podréis compartir con el resto del mundo a través de los portales que os mostramos en la mencionada comparativa. En todo caso, inmediatamente debajo de esta líneas encontraréis un pequeño visual del servicio One True Media, que es especialmente interesante, ya que nos permite realizar sencillos montajes y vídeos a partir de fotos u otros vídeos, con la posibilidad de añadirles curiosos efectos, música..., todo de manera gratuita.
One True Media, un portal desde donde editar
Primeros pasos
En la dirección www.onetruemedia.com, encontraremos un portal que, además de otras muchas posibilidades, nos permitirá editar y crear vídeos on-line, fundamentalmente a partir de fotografías o vídeos de reducido tamaño. El objetivo final es poder crear montajes simpáticos y atractivos de nuestros mejores recuerdos, que podremos subir a otros portales de vídeos, descargar, enviar a terceros o subirlos al área pública de la web.
Todo el funcionamiento es muy sencillo, pues desde la pestaña Create daremos paso a un área privada que nos permitirá generar nuestros contenidos de una manera bastante sencilla e intuitiva. Tan sólo será preciso haber hecho un registro previo de manera totalmente gratuita con sólo facilitar nuestro correo. Desde la pestaña Watch, podremos visualizar los vídeos, álbumes y presentaciones que han creado los propios usuarios, así como disfrutar de las típicas funciones Web 2.0: añadir a Digg, Facebook y similares, mostrar el contenido en nuestro site con un simple enlace, o hacer nuestros comentarios, entre otros.
Regalos originales
Otra interesante opción que nos ofrece este portal es acudir a la pestaña Gifts, desde donde podremos encargar un DVD con nuestros montajes y contenidos creados desde el área personal, imprimir álbumes de fotos de alta calidad, calendarios, postales y otros pequeños objetos como regalos o tazas de desayuno. Los precios son en dólares (lo que al cambio actual supone un importante ahorro) y ofrecen envíos internacionales vía correo postal.
Área personal
La parte más interesante se encuentra, no obstante, una vez que nos registramos en el servicio. Cuando lo hacemos, podremos ver una pantalla en la que es posible visualizar de un vistazo todos los vídeos, álbumes y presentaciones que hemos creado. Ahora bien, pinchando sobre Montage tendremos la opción de comenzar a crear un nuevo vídeo a partir de los ficheros que podemos subir desde el PC (hasta 100 Mbytes para las cuentas gratuitas), obtener desde servicios como Flickr, Photobucket e, incluso, la biblioteca de imágenes con que cuenta el sistema. Este vídeo podrá acompañarse de música personalizada y diferentes efectos muy atractivos para diferentes tipos de eventos (cumpleaños, Navidad, bodas…).

En Photo Book será posible crear álbumes de fotos que más tarde podremos compartir a través de un navegador o, si lo deseamos, enviar a imprimir. Por último, desde Slideshow tenemos la opción de generar presentaciones estáticas con efectos de transición y música. Como en los casos anteriores, también podremos compartir estas creaciones con el resto de usuarios.
Soluciones open source y freeware
Para los que buscan alternativas a los clásicos programas de edición de vídeo de pago, comienzan a aparecer interesantes alternativas bajo el formato de código abierto y freeware; aquí os vamos a mostrar dos de las mejores opciones.
Bajo el complicado nombre de Jahshaka (www.jahshaka.org) nos encontramos una aplicación de edición de vídeo distribuida bajo licencia de código abierto que además es multiplataforma, ya que hay versiones para Windows, Mac OS X y Linux. Entre sus hitos tenemos el de proporcionar una edición de vídeo bastante flexible, que permite crear efectos en tiempo real, trabajar en 3D para incrustar animaciones (utiliza para ello tecnologías como OpenGL y OpenML) o pintar y diseñar directamente sobre el vídeo. Además, cuenta con su propio editor de audio para tocar la música o sonidos que vayamos a insertar en los vídeos, y permite trabajar en una inmensa cantidad de formatos y prácticamente a todas las resoluciones. El resultado es que, incluso, podemos crear y editar vídeos con calidad HDTV. Para redondear sus posibilidades, existe incluso una red social que permite ofrecer nuestros vídeos a la comunidad y crear contenidos en colaboración con otros usuarios.
Eso sí, de entrada no es sencillo de usar salvo para los expertos en esta clase de software, por lo que es recomendable leer la gran cantidad de documentación disponible en su web (en inglés) o consultar un wiki en castellano que encontrarás en http://es.wikibooks.org/wiki/Jahshaka.
La segunda alternativa viene de la mano de VideoSpin (www.videospin.com), una aplicación traducida al castellano amparada y desarrollada por Pinnacle que, por sorprendente que parezca, es gratuita. Y aunque no está a la altura de sus soluciones comerciales (por ejemplo no permite capturar vídeo desde fuentes externas, como una cámara), es más que suficiente para una edición amateur, para montar los vídeos de las vacaciones, hacer un pequeño corto o realizar un montaje con nuestras fotos digitales preferidas.
La instalación y el arranque de la aplicación son bastante lentos; sin embargo, una vez en funcionamiento todo se mueve con mayor fluidez. ESo sí, aún se encuentra en fase beta, por lo que se le pueden perdonar ciertos fallos. Respecto a las funcionalidades, se pueden crear vídeos a partir de otros vídeos o imágenes, insertar transiciones, efectos, textos y añadir nuestros sonidos o música favorita. Además, permite subir vídeos directamente a Yahoo! Video o YouTube.
Movie Maker e iMovie, las herramientas del sistema
Otra interesante opción para los que deseen editar sus vídeos amateur sin complicaciones son las aplicaciones de edición que incluyen los actuales sistemas operativos. En este sentido, Windows XP y Vista incluyen diferentes versiones del conocido Movie Maker, una herramienta muy básica pero que nos permite realizar sencillos montajes, incluir música, voz, créditos e intercalar imágenes o efectos sin complicaciones. Se convierte, de esta forma, en una alternativa bastante accesible y práctica para los que buscan hacer un tratamiento básico del vídeo y no quieren ni siquiera complicarse en obtener y aprender a manejar una aplicación open source o freeware como las mostradas en estas páginas.
Los usuarios de Mac OS X, por su parte, saldrán aún mas beneficiados gracias a la suite iLife que se incluye con el propio sistema operativo. Entre las aplicaciones que contiene encontramos iMovie, un programa de edición que en su última versión (incluida en iLife’08) ofrece buenas prestaciones y un funcionamiento sencillo y eficaz. Así, obtener vídeos de apariencia casi profesional es sólo cuestión de creatividad y dedicación.
En ambos casos, por supuesto, podemos grabar vídeos en los formatos más habituales y en diferentes niveles de calidad para, más tarde, subirlos a servicios como YouTube y similares.