Virus para móviles: no hay motivo para alarmarse

Según parece, ahora mismo la programación de malware para estas plataformas no resulta demasiado atractiva, ni en términos de coste ni de beneficio; pero todo llegará. Te damos razones para que no te alarmes en este artículo

Virus para móviles: no hay motivo para alarmarse

6 marzo 2009

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

Lejos de lo que muchos interesados no paran de pregonar, los virus para teléfonos móviles no constituyen, hoy por hoy, una amenaza seria. Pero no caigamos tampoco en malentendidos; a día de hoy es posible infectar este tipo de dispositivos con malware, aunque el riesgo no sea elevado.

Según se desprende de nuestros últimos informes, ahora mismo la programación de malware para estas plataformas no resulta atractiva, ni en términos de coste ni de beneficio.

El 99,2% de todo el malware emergido en la segunda mitad de 2008 estaba diseñado para atacar al sistema operativo Windows, en donde los ciberdelincuentes encuentran oportunidades claras de sacar provecho de estas infecciones.

En cambio, en cuanto se refiere a teléfonos móviles, el hecho de que convivan distintos sistemas operativos (Symbian, Windows Mobile, OS X iPhone…), cada uno de ellos con sus peculiaridades en función de la marca y el modelo del aparato, hace que el eventual impacto del malware quede muy limitado y no compense el tiempo invertido en su creación.

De hecho, si atendemos a las cifras, nos encontramos con que únicamente aparecieron 41 nuevos virus para móviles en la primera mitad de 2008, y otros 70 en la segunda.

Si encuadramos estas 70 amenazas en el total de los 894.250 tipos de malware registrados durante todo el segundo semestre, vemos que ni tan siquiera un 0,01% de los ataques estuvieron dirigidos a los teléfonos móviles. El porcentaje evidencia por sí mismo lo anecdótico y lo desproporcionado que resulta hablar de «peligro emergente» para los celulares.

Como es lógico, no conviene bajar la guardia, pero no por ello es admisible que ciertos fabricantes intenten despertar el miedo en el usuario sólo para ganar algunos euros de más.

Y no sólo tal usuario se ve afectado por adquirir una solución que ahora mismo no es necesaria, sino que el canal también sufre las consecuencias del este alarmismo injustificado

En primer lugar, como decíamos, porque una suite de seguridad para teléfonos móviles es prescindible en la actualidad –con lo que no llegarán a venderla-; y en segundo lugar, por los daños que el propio canal puede sufrir en su imagen.

En su papel de asesor frente al cliente, su obligación es la de recomendar sólo herramientas que sean útiles, por lo que el comprador, al cabo de un tiempo, puede acabar retirando su confianza. Ojo avizor.

Por Ralf Benzmüller, director del laboratorio de seguridad de G DATA

Loading...