Vista: la Máquina del Tiempo

Windows Vista incorpora una serie de herramientas con las que establecer una serie de puntos de restauración y retornar a los mismos cuando se haya producido algún fallo crítico en el sistema. Asimismo, existen varias alternativas para que tus datos personales permanezcan a salvo de cualquier imprevisto

Vista: la Máquina del Tiempo

3 agosto 2008

La instalación de programas tanto antiguos como aquellos no soportados oficialmente por Microsoft, y de controladores que aún se encuentran en fase de prueba u otros que en teoría deberían ser de lo más estables, pueden provocar malfuncionamiento en nuestro SO dificultando su arranque normal e incluso, desestabilizando por completo la instalación realizada.

Windows Vista ha introducido una serie de herramientas que permiten recobrar de nuevo el sistema justo antes de que se produjeran semejantes cambios; y no solamente eso, sino que también podremos, gracias a la técnica de las instantáneas implementada para los archivos almacenados, evitar la sobrescritura de información no intencionada en los mismos.

Sin embargo, no nos vamos a limitar a explicaros como funcionan cada una de estas características. También pretendemos daros unas cuantas sugerencias para que tengáis vuestros datos personales a buen recaudo en caso de que la reparación del operativo sea insuficiente y, finalmente, sea necesario llevar a cabo un formateo y una reinstalación completa del mismo.

Restaura sistema y datos

* Protección del sistema

Ésta es una de las principales características de Windows Vista gracias a la cual podremos regresar a una configuración estable en la que todo funcionaba correctamente. Como decíamos antes, la instalación de software adicional puede provocar a veces un comportamiento inesperado del sistema. Para solucionarlo intenta, en primer lugar, desinstalar de manera completa dicho software potencialmente conflictivo accediendo a la ruta Inicio/Panel de control/Programas y características. A continuación, selecciona el programa de la lista y utiliza la opción Desinstalar.

Si una vez reiniciado el SO el mal funcionamiento persiste, es hora de utilizar soluciones más drásticas. Por defecto, una vez que instalamos Windows Vista en nuestro PC, la utilidad de Restauración del sistema se encuentra activada. Esto quiere decir que el propio sistema se encarga de crear automáticamente puntos de restauración todos los días y cuando llevamos a cabo alguna acción crítica, como la instalación de drivers o de software.

En cualquier caso, para desactivar esta funcionalidad y volverla a activar en cualquier momento solamente tendremos que dirigirnos a Inicio/Configuración/Panel de control y pinchar en Sistema. A continuación, selecciona Configuración avanzada del sistema y elige la pestaña Protección del sistema. Aquí podrás establecer en qué discos duros deseas que se tenga en cuenta dicha protección y crear un punto de restauración manualmente utilizando el botón Crear.

* ¿Cómo funciona?

Restaurar el sistema utiliza, como hemos dicho, puntos de restauración creados de manera automática o manual para deshacer determinados cambios que han provocado una inestabilidad. Por lo tanto, lo que conseguiremos volviendo a un estado anterior será recuperar todos los datos personales, como correos electrónicos, documentos de Word, imágenes, etc.

No obstante, se modificarán los archivos del sistema, el Registro y los programas instalados. De esta forma, si en el momento de realizar un punto de restauración no teníamos instalado un determinado software, al volver a ese estado encontraremos que dicho programa se habrá eliminado por completo del disco duro.

Para almacenar estos puntos de anclaje será necesario disponer de al menos 300 Mbytes libres en cada uno de los discos duros en los que se active esta propiedad, sin embargo, Vista podrá utilizar hasta el 15% del espacio total del mismo. La gestión de los puntos de restauración también se realiza de manera automática y sigue una política FIFO (First Input First Output), de tal modo que, una vez consumido todo el espacio designado para el almacenamiento de los mismos, comenzarán a eliminarse los más antiguos.

Si necesitáis redefinir el espacio requerido por Vista para almacenar estos puntos, os ofrecemos este pequeño truco. En primer lugar, abre la línea de comandos mediante la orden cmd desde Ejecutar (tecla Windows + R), siempre con permisos de administración. Seguidamente teclea vssadmin list shadowstorage para visualizar por pantalla, entre otras cosas, el espacio máximo asignado por Vista para esta funcionalidad. Para cambiarlo, simplemente tendrás que aplicar vssadmin resize shadowstorage /on=C: /for=C: /maxsize=2GB, donde C: es la unidad donde se encuentra activada la Protección del sistema que deseamos redimensionar y 2GB el tamaño máximo destinado al almacenamiento en gigabytes.

Finalmente, para invocar una restauración vuelve a dirigirte a la pestaña Protección del sistema, pulsa el botón Restaurar sistema y marca Elegir otro punto de restauración para seleccionar justo el que queramos dentro de la lista que nos proporcionará la utilidad. Completando este proceso, podremos retornar nuestro equipo al punto que queramos tantas veces como sea necesario.

* Restaurando ficheros

Windows Vista (en sus modalidades Ultimate, Business y Enterprise) incorpora otra funcionalidad realmente apetecible, sobre todo para aquellos usuarios despistados que suelen sobrescribir sin darse cuenta un fichero de texto o aceptar cambios no deseados al retocar una fotografía.

Estamos hablando de Shadow Copy o, lo que es lo mismo, la capacidad que posee este SO para almacenar un historial con versiones anteriores de un mismo fichero para que, en caso de error, podamos retornar a una de ellas y evitar, de esta manera, la pérdida de los datos originales.

Por defecto, esta característica se encuentra activada y lo único que necesitamos hacer para recobrar un fichero será dirigirnos con el Explorador de Windows a la carpeta donde se encuentre almacenado el archivo, pinchar con el botón derecho del ratón encima del mismo y elegir Propiedades en el menú desplegable. Seguidamente, selecciona la pestaña Versiones anteriores para que se muestren, en forma de listado, todas las instantáneas que se encuentran disponibles hasta la fecha. Para echar un vistazo rápido al contenido de cada una de ellas simplemente haz doble clic encima. Finalmente, para aplicar los cambios y retornar a la versión seleccionada, utiliza el botón Restaurar.

Copias de seguridad

* Backup incorporado

De nuevo, los usuarios que tengan instalada alguna de las versiones Home Premium, Ultimate, Business o Enterprise de Windows Vista podrán disponer de una herramienta de copia de seguridad incorporada para programar el backup de todos nuestros datos personales y evitar, de esta manera, la pérdida de los mismos en caso de producirse un fallo crítico. Pero aún hay más. Aquellos que dispongan de un operativo Ultimate, Business o Enterprise podrán utilizar otra modalidad de backup completa que incluye no solamente los datos personales, sino también todo el sistema operativo y las aplicaciones instaladas hasta ese momento.

* Datos personales

Si lo que necesitamos es únicamente salvaguardar nuestros documentos, fotos, música y demás datos personales, ésta es la opción que debemos manejar. Dirígete a Inicio/Configuración/Panel de control y pincha en Centro de copias de seguridad y restauración. Utiliza la opción Copias de seguridad de archivos y accederás a una ventana en la que podrás elegir el soporte en el que se va a almacenar la copia de seguridad (recuerda que aquí podrás elegir también un disco duro que no sea el mismo en el que se encuentran los ficheros de los que se está haciendo la copia de seguridad), así como una localización de red, en caso de que queramos hacerlo en un dispositivo remoto.

Pincha en Siguiente y selecciona el tipo de ficheros que quieres guardar. Finalmente, esta utilidad te dará la posibilidad de programar esta copia de seguridad de manera incremental, de tal modo que siempre se realice con una frecuencia determinada y así olvidarnos de realizarla de forma manual.

* Tu PC entero

En caso de que lo que queramos es realizar una imagen exacta de nuestro PC, tendremos que seleccionar Copias de seguridad del equipo en la ventana Centro de copias de seguridad y restauración descrita anteriormente. De igual manera, será necesario elegir a continuación el soporte físico donde se almacenará la copia, esta vez en uno o más DVD o bien en un disco duro secundario. Pulsa Siguiente y, para finalizar, utiliza el botón Iniciar la copia de seguridad.