VMware Fusion 2.0, versión mejorada

La versión 2.0 de Fusion, entorno de máquinas virtuales para Mac OS, ha mejorado y tomado prestadas las principales capacidades que han hecho famoso a su competidor más directo en el mundo Mac, Parallels Desktop

Enrique Sánchez rojo

17 enero 2009

De entrada, la interfaz es más Apple e integra aspectos tan útiles como el remapeado de atajos de teclado entre Mac y Windows. Técnicamente, contamos con soporte para DirectX 9.0 (aunque sus prestaciones sean inferiores que sobre Parallels), soporte para CPUs de hasta cuatro núcleos, impresión en Mac sin controladores y una mejora sustancial de Unity, que permite la perfecta integración entre Windows y Mac.

Gracias a ella, podemos arrastrar y soltar ficheros entre uno y otro, elegir la máquina virtual en la que lanzar instaladores Windows desde Mac OS o asociar ciertos tipos de archivos a aplicaciones Windows.

Como complementos, encontramos VMDKMounter, para montar volúmenes virtuales directamente en Mac OS y acceder a sus archivos (requiere un plug-in para formatos NTFS), o VMRun, para ejecutar y administrar máquinas virtuales desde la línea de comandos.

En conclusión, una gran mejora respecto a la versión anterior, más estable que Parallels, aunque también más lenta en aceleración gráfica.