NGS Wallaby

Una declaración de intenciones que no llega a cuajar

4 mayo 2006

Es una pena que las expectativas puestas inicialmente en este dispositivo queden por los suelos tras probar este ratón. El modelo Wallaby de NGS ofrece dos ratones en uno (aunque en realidad sólo sea uno portátil con carcasa de sobremesa).

Su uso con la carcasa grande no deja de ser normal, pero al sacar el mouse que alberga en su interior nos encontramos con un ratoncillo para portátil bastante incómodo.
Como única ventaja a su diseño encontramos el hecho de que al ser simétrico pueda ser para diestros y zurdos. Lo malo de esto es que tan sólo puede ofrecer tres botones, incluido el scroll.

El dispositivo tampoco cuenta con las bondades del láser, ya que para su sensor se ha optado por tecnología óptica de 800 ppp de sensibilidad.