WhatsApp retiene información de los contactos

as autoridades de protección de datos canadienses y holandesas mantienen abierta una investigación conjunta sobre las prácticas de la aplicación de mensajería instantánea móvil WhatsApp

29 enero 2013

Las autoridades de protección de datos canadienses y holandesas mantienen abierta una investigación conjunta sobre las prácticas de la aplicación de mensajería instantánea móvil WhatsApp respecto a los datos sensibles a los que tiene acceso. Según estas autoridades, WhatsApp viola las leyes de privacidad en varios extremos.

La Oficina del Comisario de Privacidad de Canadá (OPC) y la Autoridad de Protección de Datos de Holanda (CBP) han desarrollado una investigación conjunta para determinar si la popular aplicación de mensajería instantánea móvil viola las leyes de privacidad de estos países. Sus pesquisas se han centrado en diversos aspectos de la gestión de datos de los usuarios que realizan estas aplicaciones, tanto en la recopilación y tratamiento de estos datos como en la transmisión de mensajes o almacenamiento de esta información.

Según han concluido estos organismos, las aplicaciones de WhatsApp para smartphones Android, iOS, Windows y BlackBerry requieren que los usuarios concedan acceso a su lista de contactos para poder añadir a aquellos que también disponen deWhatsApp a la lista de favoritos. En todas las versiones de la app para estas plataformas (excepto la de iOS 6, que permite añadirlos manualmente) es obligatorio dar este acceso a la aplicación para su correcto funcionamiento.

WhatsApp

El problema reside en que WhatsApp, una vez establecida la relación con los contactos que usan WhatsApp, en lugar de eliminar de sus registros los datos de los contactos que no utilizan WhatsApp, los retiene, contraviniendo las leyes de privacidad canadienses y holandesas, según las cuales la información solo puede ser conservada mientras sea necesaria para realizar el propósito para el que fue recopilada.

Otros problemas encontrados por las autoridades canadienses y holandesas se refieren al envío de mensajes sin encriptar, algo que WhatsApp resolvió posteriormente a esta investigación. Además, durante la investigación se descubrió que el servicio utilizaba información fácilmente identificable de los usuarios para generar las contraseñas con las que aseguraba las comunicaciones. Esto podía permitir que cualquier intercepción de las comunicaciones llevase a obtener datos sensibles de los usuarios.

Posteriormente WhatsApp mejoró este sistema de seguidad, utilizando claves generadas aleatoriamente en lugar de los números MAC o IMEI de los terminales de los usuarios para construir las contraseñas. Para poder beneficiarse de esta mejora de seguridad, los usuarios deben descargarse la versión más actualizada de la app.

A la luz de estas investigaciones, WhastApp se ha comprometido a mejorar sus aplicaciones para proteger mejor a los usuarios, según afirma la Oficina del Comisario de Privacidad de Canadá.

El nuevo Whatsapp para iOS incluye mensajes cifrados

El nuevo Whatsapp para iOS incluye mensajes cifrados