Con Windows 7, tus archivos ahora bajo control

Uno de los componentes clave de cualquier versión de Windows es el Explorador de ficheros, aunque no tanto por su funcionalidad como por su profunda integración con el sistema operativo. Y Windows 7 no es una excepción

Con Windows 7, tus archivos ahora bajo control

16 febrero 2009

En cualquier sistema operativo es esencial contar con un método de gestión y acceso a los ficheros eficaz. Todo tiene que estar «contenido» de algún modo fácilmente accesible tanto por el sistema como por parte de los usuarios. El Explorador de ficheros es la aplicación que tradicionalmente se ha responsabilizado de la mediación entre los usuarios y los archivos en la familia Windows.

En Vista, Microsoft hizo un primer y fallido intento para ocultar a los usuarios la complejidad y las limitaciones de las estructuras de ficheros clásicas. La intención de los de Redmond era usar una base de datos inmensa que permitiera mostrar a los usuarios todo lo necesario para tener localizados sus archivos, pero ocultando completamente su ubicación física. Lo que importa no es donde están, sino poder usar esa información cuándo y dónde se necesite, y de manera inmediata.

Al final, Microsoft tuvo que abandonar esta iniciativa debido a la ingente cantidad de recursos que se necesitaban para hacer realidad esa abstracción y, aunque se mantuvo esta filosofía con algunos tipos de archivos, como la música o las fotos, el resultado final fue incluso peor al quedar expuesto a los usuarios un sistema de archivos sin abstracciones, bastante desorganizado y caótico. Sin contar con el problema de la capacidad creciente de los discos duros, cuyo tamaño puede ascender a unos en absoluto despreciables 1,5 Tbytes.