Windows 7 da la cara

Las prestaciones táctiles, la rapidez y la barra de tareas de la plataforma impactaron los asistentes. Pero no tanto como la firme apuesta de los de Redmond por el Cloud Computing y la puesta de largo de Office Web

Windows 7 da la cara

15 enero 2009

Todo está cambiando. Hoy, más que nunca, basta una buena idea para cimentar un proyecto de éxito. La popularización de la tecnología ha permitido que una sola persona con muchas ganas de trabajar y unos recursos mínimos pueda crear un blog o una aplicación web y llegar a miles, incluso millones, de cibernautas.

 

El valor de las ideas. ¿Quién puede resistirse al auténtico motor del sector tecnológico? Nadie. Ni siquiera Microsoft. Y buena parte de lo presentado por las cabezas visibles de la compañía en la última edición del TechEd, celebrada en Barcelona a mediados del pasado mes de noviembre, apunta en esta dirección.

 

Todo lo que Vista no pudo ser

Más rápido, más bonito y más seguro. Así será Windows 7, el sistema operativo que dejará obsoleto a Windows Vista, según parece, mucho antes de lo esperado: durante la Navidad de 2009. Las demos a las que pudimos asistir en el TechEd no dejaron lugar a dudas acerca de lo que nos ofrecerá realmente la próxima revisión de la plataforma: un sistema operativo muy similar a Windows Vista en el que se han pulido la mayor parte de las carencias de éste.

 

Será totalmente compatible con el modelo de controladores, el hardware y las aplicaciones de su predecesor. Además, promete racionalizar y simplificar las tareas que los usuarios llevamos a cabo con mayor frecuencia, uno de los ámbitos en los que Vista cojea con mayor claridad.

 

También será más ligero y funcionará a mayor velocidad, sobre todo en las máquinas menos potentes, como los netbooks. En una demo de producto resulta imposible apreciar de forma fidedigna si es o no más rápido que Windows Vista, pero lo cierto es que nos transmitió una clara sensación de ligereza a pesar de que la versión utilizada en el TechEd era solamente una pre-beta.

 

Aunque su interfaz es muy similar a la de su predecesor, contempla algunas novedades muy jugosas. Por una parte, la barra lateral en la que se alojan los gadgets ya no acaparará una parte de nuestro escritorio. En su lugar, podremos arrastrar cualquier gadget, de forma totalmente independiente, a la zona del escritorio que nos plazca.

 

Pero esto no es todo. Además, Windows 7 incorporará una nueva barra de tareas más eficiente que agrupa de forma más clara las instancias de una misma aplicación y nos permitirá conmutar entre las herramientas que estemos ejecutando con mayor agilidad.

 

Las posibilidades de interacción del nuevo sistema operativo con hardware de naturaleza táctil serán muy superiores a las ofrecidas por Windows Vista, lo que nos permitirá disfrutar de tecnología multi-touch. Sí, podremos desplazar ventanas, rotar fotografías y reproducir música, entre muchas otras tareas, tocando con uno o varios dedos la pantalla de nuestro PC.

 

Microsoft se rinde ante The Cloud Computing

Se han subido al carro. Y, además, parecen estar haciéndolo bien. ¿La clave? Azure, una plataforma de servicios concebida para ofrecer a los desarrolladores todas las herramientas que necesitan para construir la próxima generación de aplicaciones web.

 

Ha sido desarrollada desde cero y promete ofrecer un entorno abierto e interoperable que, además, brindará a los clientes de Microsoft la posibilidad de desplegar aplicaciones en «la nube», en servidores locales tradicionales o, incluso, combinar ambas filosofías.

 

Azure permite aprovechar las soluciones con las que ya cuentan los de Redmond, como Microsoft .NET y Visual Studio, pero también brinda a los programadores la posibilidad de utilizar un amplio abanico de herramientas de desarrollo y tecnologías enmarcadas en el ámbito del software libre.

 

Al mismo tiempo, la propia plataforma de servicios aglutina las herramientas necesarias para utilizar los estándares más extendidos en Internet actualmente, como REST (Representational State Transfer), las tecnologías WS basadas en servicios web del W3C y Atom Publishing Protocol, entre otros.

 

Office funcionará en Linux y con el iPhone

Sí, es muy probable. Pero no cualquier Office, sino la versión web que Microsoft pondrá a disposición de los usuarios a través de los servicios Office Live. Y es que, en adelante, podremos utilizar nuestro navegador favorito para crear, modificar y compartir nuestros documentos ofimáticos.

 

Según los responsables de Microsoft, los nuevos servicios serán totalmente compatibles con los principales navegadores del mercado, entre los que se encuentran Internet Explorer, Firefox y Safari, lo que va a facilitar la utilización de las populares herramientas de la suite desde plataformas para las que actualmente no está disponible.

 

Word, Excel, PowerPoint y OneNote en versión web estarán también disponibles a través de suscripción y licencias por volumen. Lo más interesante de lo mostrado en el TechEd es que Office Web incorporará las principales funciones de Office 2007, como «la cinta» (también conocida como The Ribbon), por lo que no será una suite «capada», sino un paquete funcional, aunque, eso sí, con menos posibilidades que la edición de Office que manejamos para máquinas de escritorio.