Windows 7: domina tus conexiones

El polémico Centro de redes y recursos compartidos que tanto se llegó a criticar en Windows Vista porque confundía más que ayudaba en este apartado vueve de nuevo a la carga aunque ahora con ligeros cambios

Windows 7: domina tus conexiones

21 febrero 2009

Es cierto que Microsoft tiene un año para modificar Windows 7 (que verá la luz durante la Navidad de 2009), pero no parece que el Centro de control de redes vaya a ser uno de los módulos afectados. Cuando apareció en Vista, se suponía que este componente solucionaría los problemas de configuración de una red doméstica o empresarial. Pero, a menudo confunde más que resuelve.

En Windows 7 –al menos, en la versión pre-beta con la que hemos trabajado– el Centro de redes y recursos compartidos sigue presente de la misma forma que lo en Windows Vista. Podremos acceder a él desde el Panel de control o pinchando con el botón izquierdo del ratón en el icono de red de la barra de tareas y seleccionando la opción que nos da acceso al mismo.

Lo cierto es que las diferencias con respecto a la utilidad en Vista son escasas: el marco principal muestra cómo estamos conectados a nuestra red local y a Internet; pero, por ejemplo, la lista de redes disponibles no se muestra directamente aquí,. Tampoco están presentes las opciones Compartir y detectar de Vista. En su lugar, entran en escena los llamados HomeGroups.

Los cambios que describiremos a continuación son reseñables, pero no parecen demasiado importantes, y, desde luego, no resuelven la confusión que ya existía en Windows Vista. De hecho, acceder a las propiedades de los adaptadores de red sigue siendo algo confuso, y precisamente éste es uno de los apartados a los que más acceden los usuarios cuando activan o desactivan sus conexiones de red.

Windows-7-redes-3

Redes WiFi más accesibles

Una de las mejoras que se han introducido es la característica VAN (View Available Networks), que funciona como otros asistentes de conexión a redes inalámbricas. Para activarla, basta pinchar con el botón izquierdo del ratón en el icono que identifica las redes del sistema (en la parte inferior derecha del escritorio), para que se despliegue el menú con las redes disponibles, tanto Ethernet, WiFi, como otras (3G es una opción muy común).

Ahora, al conectarnos a las redes inalámbricas, la ventana de diálogo es interactiva y, cuando seleccionemos una de esas redes, se nos dará la opción de conectarnos a ella directamente. De hecho, también nos avisará, por ejemplo, de que la red inalámbrica requiere un registro a través de página web, como sucede en muchos hoteles o aeropuertos.

Windows-7-redes-4

Una cuestión de confianza

A la hora de compartir archivos encontraremos también ciertos cambios apreciables. El más destacado es la configuración de los HomeGroups para establecer qué personas y equipos pueden ver nuestros archivos y carpetas compartidas, y con qué privilegios.

Su creación está disponible desde el Centro de redes y recursos compartidos, donde estableceremos qué ficheros queremos compartir e, incluso, podremos fijar una contraseña que delimite el acceso a dichos recursos. Habrá que ver cómo se comporta esta función en entornos heterogéneos con otros sistemas que no son Windows 7.