Windows Home Server: almacenamiento y diversión

¿Es un ordenador?, ¿es un NAS?.., ¡no!, es un equipo WHS, capaz de combinar lo  mejor de ellos para ofrecer a cualquier usuario que esté conectado a la red (o fuera de ella) cualquier contenido digital que tengamos almacenado en él

Windows Home Server: almacenamiento y diversión

28 julio 2008

Si eres de los que tiene en casa varios ordenadores conectados en red y, además, dispones de una buena colección de contenidos digitales, probablemente este tipo de dispositivos es el que estabas esperando para completar tu infraestructura doméstica.

 

Bill Gates, durante el CES celebrado en enero de 2007, desveló su nueva apuesta para el mercado de consumo pero en formato servidor. Nos referimos al sistema operativo Windows Home Server, ideado para facilitar la distribución de la información en las redes domésticas.

 

El punto de partida de esta solución ha sido Windows Server 2003 SP2, una de las plataformas más robustas desarrolladas por los técnicos de Redmond, por lo que WHS incorpora la mayor parte de las tecnologías implementadas en esta propuesta, aunque algunas de ellas han sido eliminadas para reducir su complejidad y adaptarlo a las necesidades del entorno doméstico.

 

Este sistema no se comercializa por separado, sino que son los fabricantes los que necesitan obtener un certificado para poder comercializarlo en forma de solución combinada hardware/software. Por un lado, esto implica que no podremos aprovechar equipos antiguos (al menos de la forma tradicional) para transformarlos en un WHS, pero por otro, nos aseguramos de contar con una solución 100% compatible, al menos a priori.

 

La conexión

En este punto, muchos os preguntaréis cuál es la forma en la que un equipo se conecta al servidor. El software empleado por Microsoft es un cliente que deberemos instalar en cada uno de los ordenadores que se vayan a comunicar con el WHS. Se trata de la denominada Windows Home Server Console, aunque también se emplea la palabra Conector.

 

Una vez instalada en el equipo, manejaremos un usuario y contraseña para poder acceder al servidor, apareciendo un interfaz muy visual con las opciones disponibles. En el caso de las máquinas que se sitúen en una ubicación remota, se utilizará un navegador web que se conectará a la dirección pública (si disponemos de ella) mediante un puerto determinado.

 

Requerimientos no muy elevados

Un equipo Windows Home Server no es otra cosa que un ordenador al que se le han eliminado funcionalidades como el subsistema gráfico y el apartado de sonido. Por tanto, no cuentan con ningún medio de conexión directa a una pantalla, ya que la idea es que sea cualquier ordenador conectado a la red el que realice estas funciones.

 

Tampoco es necesario incorporar componentes demasiado potentes, tan sólo lo necesario como para servir los contenidos requeridos por los PC. Por tanto, en esta ocasión se prima la reducción en el consumo eléctrico mediante procesadores indicados para ello. En el apartado de memoria lo normal es encontrar un módulo de 512 Mbytes, totalmente suficientes para este tipo de trabajos, si bien es cierto que algunas soluciones implementan una ranura adicional en caso de que deseemos llevar a cabo una futura ampliación.

 

Como habrás podido imaginar, el apartado que sí se cuida al mínimo detalle es el sistema de almacenamiento, ya que precisamente ésta es la función principal de un WHS, la de guardar todos los datos tanto para que estén disponibles en cualquier momento como para llevar a cabo copias de seguridad.

 

Las configuraciones que encontramos en el mercado sitúan la capacidad de los discos en, al menos, 500 Gbytes, con la posibilidad de aumentar esta cantidad vertiginosamente incluso hasta los 6 Terabytes, gracias no sólo a las bahías libres de 3 1/2 en su interior, sino también a través de dispositivos de almacenamiento eSATA o USB. Aunque esta última no es la mejor opción, debido a la reducción del rendimiento a la hora de almacenar, siempre será de utilidad gracias al gran auge actual tanto de discos externos como de unidades de memoria Flash USB.

 

En cuanto al sistema operativo, los usuarios no pueden esperar grandes funcionalidades profesionales aunque vean en su nombre la palabra Servidor, incluso aunque esté basado en Windows Server 2003. Microsoft ha simplificado bastante tanto la interfaz como su funcionalidad, por lo que el enfoque es claramente hacia el hogar. Incluso en este sentido se echan en falta algunas características que esperamos sean añadidas en futuras versiones, como es el caso de un antivirus centralizado, integración con Media Center o copia de seguridad de Xbox 360.

 

En definitiva, Windows Home Server es capaz de simplificar la forma de proteger, organizar y compartir cualquier tipo de contenido digital de cualquier ordenador que se encuentre conectado.  Ninguna de las funciones que ofrece es nueva, pero sí lo es la forma de hacerlo, al menos en cuanto a la extremada sencillez de uso.

 

¿Qué ofrece este software servidor para el hogar?

 

* Protección

Gracias a un completo y sencillo sistema de copias de seguridad, Windows Home Server se conectará cuando nosotros indiquemos para salvaguardar los datos. Si uno de los equipos sufre algún tipo de contratiempo, el proceso de recuperación también se llevará a cabo fácilmente. Por otro lado, también es capaz de mantener una monitorización continua tanto de los ordenadores como de la red. 

 

* Centralización

Cuando disponemos de varios ordenadores en casa, lo normal es que los medios digitales se encuentren distribuidos en todos ellos, lo que en ocasiones puede llevar a que no encontremos los ficheros fácilmente o bien que estén duplicados ocupando más espacio innecesariamente. Con WHS los podremos tener todos agrupados bajo una organización más lógica y accesible por todos.

 

* Compartición

Efectivamente, este almacenamiento centralizado permite compartir de una forma mucho más segura nuestra información, no sólo a los equipos de la red, sino a cualquier otro de forma remota, lo que permite a familiares o amigos acceder a dichos medios digitales vía web. Incluso si disponemos de una Xbox podremos acceder a ellos y disfrutarlos fácilmente en la televisión.

 

* Crecimiento

No sería la primera vez que nos quedamos sin espacio de almacenamiento en el disco duro de un ordenador cuando disponemos de otro PC prácticamente vacío. Con WHS este problema desaparecerá, lo que implica también un menor riesgo de pérdida de información cuando los discos duros se encuentran saturados. Por supuesto, las posibilidades de ampliación o crecimiento del sistema de almacenamiento también se multiplican exponencialmente en toda nuestra red.

 

Un Home Server al desnudo

Conectado el servidor mediante RJ-45 a nuestra red interna, tendremos que instalar el denominado Home Server Connector para acceder al sistema operativo instalado en uno de los discos duros de nuestro equipos Windows Home Server.

 

Así, tendremos la posibilidad de manejar todas sus funcionalidades desde cualquier PC de la red, incluso si éste se sitúa en una ubicación realmente distante. Remotamente, veremos películas, escucharemos música, compartiremos fotos… Pero, los sistemas Windows Home Server permiten, además, efectuar las copias de seguridad, compartir carpetas de datos, etc.

 

* La consola de WHS

La interfaz de este sistema operativo es realmente sencilla y se encuentra organizada por categorías. Desde la configuración para el acceso a todos los recursos a la gestión de Copias de seguridad, Cuentas de usuario o Carpetas compartidas y Almacenamiento, todo ello al alcance de un par de clics. También es posible conocer el estado de la red, algo importante en determinadas ocasiones.

 

* Frontal minimalista

La característica común en los frontales de estos servidores es que tan sólo ofrecen el botón de encendido (algunos lo incorporan en la parte trasera), algún puerto USB fácilmente accesible para pinchar unidades adicionales (tanto Flash USB como HDD) y una serie de leds que indican tanto la actividad de los discos duros como el estado actual del servidor).

 

* La placa base

Como si de un ordenador se tratara, este tipo de hardware implementa procesador, chipset, memoria… Lo normal es que los procesadores incorporados sean de última generación y capaces de obtener un buen rendimiento sin sufrir demasiado calentamiento, de ahí que tan sólo encontremos un disipador sin ventilador, algo que también beneficia la reducción de ruido.

 

Lo que brilla por su ausencia, y tal vez la diferencia más notoria con respecto a un PC tradicional, es el subsistema de vídeo, innecesario en esta ocasión, ya que los contenidos se reproducirán en el PC que los solicite.

 

* Manipulación de los discos duros

Otra característica común es la posibilidad de extraer fácilmente los discos duros SATA. En unos casos se puede realizar directamente desde el frontal, sin necesidad de abrir la carcasa lateral, pero en otros, como sucede con el modelo de Fujitsu Siemens, no se implementa ningún tornillo para manipularlos.

 

La función principal de estos dispositivos no es otra que la de almacenar la información, por lo que es necesario disponer de un buen método de acceso a los discos, incluso a la hora de añadir alguno más. Desde luego, espacio hay para ello, ya que lo normal es poder disponer de hasta cuatro discos duros. 

 

* Conectividad suficiente

La parte trasera cuenta con sendos conectores USB y e-SATA, ideales para añadir rápidamente otros dispositivos de almacenamiento. Algunos sistemas como el de Maxdata, ofrecen en el pack una unidad de memoria Flash USB para facilitar las tareas de restauración del sistema.

 

En este sentido, también destaca el pequeño botón de Reset, que se utilizará en el caso de que el sistema se vuelva inestable o no se pueda acceder a él. Los sistemas de ventilación, tanto para la fuente de alimentación como para el propio sistema difieren en tamaño y número, pero un denominador común es el gran silencio predominante, ya que no son equipos que requieran una elevada potencia de proceso en su trabajo. Por último, el conector RJ-45, imprescindible para la comunicación con el router de nuestra red.

 

Sistemas Windows Home Server analizados

 

* Fujitsu-Siemens Scaleo 1900http://www.pc-actual.com/productos/producto/2008/07/09/Sistemas-Windows-Home-Server-Fujitsu-Siemens-Scaleo-1900

 

* HP MediaSmart Server EX470http://www.pc-actual.com/productos/producto/2008/07/13/Sistemas-Windows-Home-Server-HP-MediaSmart-Server-EX470

 

* Maxdata Belinea o.centerhttp://www.pc-actual.com/productos/producto/2008/07/17/Sistemas-Windows-Home-Server-Maxdata-Belinea-ocenter

 

La opinión de PC Actual

Con unas prestaciones muy similares, los equipos analizados han obtenido resultados también muy parejos. Son los pequeños detalles los que, al fin y al cabo, diferencian a estos tres modelos.

 

Es irremediable indicar que los precios a los que se tendrán que enfrentar los usuarios a la hora de adquirir un WHS no son, ni mucho menos, asequibles. Siendo equipos que no incorporan lo último o más potente en tecnología, ¿por qué cuestan incluso más que un PC convencional?

 

La respuesta podría radicar en el precio de la licencia del sistema operativo, que se sitúa para los fabricantes OEM en unos 170-200 dólares, lo que ya de por sí es una cifra bastante elevada para lo que realmente ofrece Windows Home Server, siempre desde nuestro punto de vista.

 

Por otro lado, y aunque se esperan nuevas mejoras con el lanzamiento de la actualización denominada Power Pack 1 en los próximos meses de 2008 (aún no hay fecha oficial), lo cierto es que este sistema operativo se nos antoja falto de algunas características fundamentales, como las comentadas en anteriores páginas: un antivirus centralizado, conectividad de 64 bits, copias de seguridad de la consola Xbox 360, etc.

 

Es por ello por lo que no hemos creído conveniente añadir el logo de producto recomendado a ninguna de las propuestas analizadas, lo que no significa, ni mucho menos, que sean malos productos, sino todo lo contrario. Lo que ocurre es que están enfocados a hogares donde existen más de dos ordenadores conectados en red, siendo por lo menos tres la cifra ideal para sacar el máximo partido a un WHS, y este caso no es precisamente el que más se da, al menos teniendo en cuenta la idiosincrasia de nuestro país.

 

Una primera tanda muy similar

Centrándonos un poco más en los productos analizados, lo más destacable es un tremendo parecido tanto en sus componentes como en su comportamiento. Bajo estas premisas, nos ha gustado sobre todo la propuesta de Maxdata, el Belinea o.center. Este producto combina a la perfección su diseño (en la línea de sus productos o.XXX) y un muy buen rendimiento tanto a la hora de llevar a cabo copias de seguridad como transfiriendo archivos entre el servidor y el equipo.

 

Por otro lado, Fujitsu-Siemens propone el Scaleo 1900, que destaca por su excelente carcasa, muy robusta, y con un diseño inteligente en caso de que deseemos añadir unidades adicionales.

 

HP nos ha proporcionado el MediaSmart Server EX470, el primer WHS aparecido en el mercado que goza de un nivel de miniaturización muy recomendable para aquellos que no gozan de demasiado espacio. En el apartado de pruebas también se ha comportado correctamente.

 

No obstante, aunque éste es un detalle sin demasiada importancia al no realizar la acción habitualmente, no nos ha convencido su sistema de extracción de los discos, ya que no es fácil su montaje al encasquillarse éstos en algún lugar de la bahía de 3 1/2.

 

* Lo mejor

La fácil administración del sistema gracias a una interfaz realmente intuitiva (es como un juego de niños). Los requerimientos hardware son mínimos. Las copias de seguridad de los distintos equipos de nuestra red y su restauración. El sistema está pensado para poder añadir plug-ins adicionales e incrementar así sensiblemente sus posibilidades.

 

* Lo peor

Aunque los requerimientos hardware son mínimos, los precios de estos equipos en su conjunto suponen un elevado desembolso que no todo el mundo puede permitirse. Lo fácil a veces se convierte también en muy básico. Se echan en falta algunas características, como un antivirus centralizado o las copias de seguridad para Xbox 360. Por el momento no existe un conector basado en 64 bits.