Análisis

Windows Phone 8: en busca de la máxima simplicidad

Windows Phone 8 es un salto cualitativo, con un punto de partida fresco en su interfaz y un funcionamiento que se sitúa a caballo entre iOS y Android, pero que supera a ambos en un aspecto: la simplicidad

Javier Pastor Nóbrega

Windows Phone 8

24 junio 2013

Microsoft ha sido la empresa que más ha innovado en los últimos años en el terreno de los sistemas operativos. Windows Phone 7 y, sobre todo, Windows Phone 8.

El nuevo sistema operativo y su interfaz Modern UI basada en baldosas o tiles (estáticas y animadas) permiten incluso al usuario menos familiarizado con estos dispositivos hacerse con su control en muy poco tiempo. Tanto la pantalla de inicio como el propio comportamiento de las aplicaciones nativas demuestran esa vocación por acercar un planteamiento sencillo y unificado a toda la plataforma.

Windows Phone 8 detalle

Nokia es el principal apoyo de Microsoft en su plataforma móvil, aportando terminales notables, como el Lumia 920, que rivaliza con las soluciones de última hornada

La Nube, protagonista

Windows Phone 8 y Windows 8 han demostrado que Microsoft quiere apostar muy fuerte por sus servicios en la Nube, acercándose mucho más a la idea de Google con Android que a la de Apple, muy atrás en este sentido. En Redmond, han puesto en marcha soluciones solventes, como SkyDrive, mientras que la llegada de las nuevas versiones de Office 365 no hacen sino confirmar que Microsoft quiere permitir al usuario de sus smartphones hacer mucho de lo que ya hace en los equipos cargados con Windows 8.

Hay que subrayar que la sincronización con otros servicios en la Nube es uno de sus principales puntos fuertes, como sucede con el propio sistema de cuentas de Microsoft (podrá compartirse login en las distintas máquinas), con su integración con Wallet –el sistema de pagos electrónicos–, su People Hub (nuestros contactos), la por fin inclusión de Skype o el propio correo electrónico.

Los mapas, a pesar de contar con la ayuda de Nokia y su experiencia, no acaban de ser tan notables como los de Google Maps, y el catálogo de aplicaciones es numeroso, pero los desarrolladores siguen pensando sobre todo en iOS y Android, y Microsoft aún tendrá que convencerles de que les incluyan en sus proyectos como plataforma protagonista.

Loading...