Windows 9, Satya Nadella, y por fin un camino para Microsoft

8 septiembre 2014

Microsoft es una de las compañías de tecnología más importantes del mundo. De hecho, si nos fijamos en la historia de las últimas décadas, y en el mundo de los ordenadores personales, ahí veremos también en nombre de la compañía de Redmond grabado en letras de oro. Sin embargo, los últimos años no han sido los mejores. Es por eso que se avecinan cambios importantes para el sistema operativo, que podrían por fin definir un camino para Microsoft.

La llegada de Satya Nadella al puesto de CEO de Microsoft podría ser determinante para conseguir que por fin la compañía salga adelante. Y no, no es que los de Redmond estuvieran en bancarrota, ni muchísimo menos, simplemente se trata de que el futuro de Microsoft no estaba claro. Mientras que compañías como Apple o Google tienen una estrategia muy clara, esto no ocurría con Microsoft, que no sabía bien qué era lo que estaba lanzado, ni cómo quería que fuera su sistema operativo. Su indecisión en el mundo de los smartphones le llevó a perder el norte también en el mundo de los ordenadores, a pesar de que dominan por completo en lo que a su sistema operativo para PCs se refiere. Menos mal que parece que todo podría cambiar con Windows 9.

En vez de dos sistemas operativos parecidos y con funciones parecidas, la compañía podría apostar por diferenciar muy claramente los dos sistemas operativos avanzados que últimamente han estado disponibles. Hablamos de la diferencia entre Windows RT y el nuevo Windows 9. Mientras que la diferencia entre las dos versiones con Windows 8 era muy baja, no ocurriría lo mismo en este caso.

Windows 9 será un sistema operativo para ordenador, sin más, con grandes capacidades. De hecho, las últimas noticias apuntan a que Windows 9 no contará con la interfaz Metro, sino que contaría únicamente con el Escritorio clásico que tanto ha caracterizado al sistema operativo desde que fue lanzado. Se acabó eso de los diferentes escritorios con diferentes interfaces y con aplicaciones que se ejecutan de manera diferente según la interfaz en la que estemos.

Windows RT sería la versión del sistema operativo que se quedaría con la interfaz Metro, pero solo con esa. Podría decirse que sería la versión para tablets. Una versión del sistema operativo con mucha potencia, pero con un funcionamiento optimizado para pantallas táctiles.

Claro está, esto quitaría versatilidad a Windows 9, pero ayudaría a optimizar el sistema operativo. Es imposible crear un sistema operativo que funcione en todos los dispositivos del mundo. Es lo que intenta crear Google con Android, y precisamente es algo que hace perder puntos a Android con respecto a iOS. La diferencia es que cuando hablamos de un ordenador, que se trata de un equipo del que se espera un rendimiento mucho mayor, el problema se agrava.

Todavía habrá que esperar, eso sí, para confirmar las características definitivas de Windows 9. Pero parece que la llegada de Satya Nadella al puesto de CEO de Microsoft está haciendo que la compañía tenga un camino mucho más claro, y aunque ese camino puede no ser el mejor para todos, seguro que ayuda a que la compañía mejore y, sobre todo, mejore también Windows 9, que es el sistema operativo que al final utilizaremos los usuarios.

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });