Worldshift

En un futuro lejano, tres razas pugnarán por el control de una devastada Tierra. Los creadores de Tzar vuelven con un título de orientación on-line

24 octubre 2008

El juego en solitario consiste en 18 misiones, aunque el «cogollo» son los modos multijugador, y la campaña resulta floja, pues en las misiones dispondremos de poca libertad de acción. El primero de los modos multijugador consiste en las clásicas escaramuzas, centradas en la acción directa, con escasa importancia de la construcción y recolección de recursos.

 

El número de unidades a controlar no será elevado, pero nuestros héroes y tropas dispondrán de una gran variedad de poderes. Hasta aquí nada nuevo en el género, pero Worldshift incorpora un modo multijugador cooperativo con interesantes novedades. En él nos enfrentaremos a nueve enormes escenarios con enemigos de gran tamaño y poder, que requerirán la coordinación de varios jugadores para derrotarlos. Además, podremos personalizar nuestro ejército con objetos y habilidades para hacerlo más fuerte y diferenciarlo de otros de la misma raza.

 

Técnicamente, el juego alcanza un buen nivel, aunque lejos de la espectacularidad de los últimos títulos del género. La interfaz es sencilla e intuitiva y disfruta de la estupenda localización (doblaje incluido) y presentación a la que nos tiene acostumbrados la editora española FX Interactive.

 

Requiere:

Pentium 4 a 2 GHz, 512 Mbytes de RAM, tarjeta 3D de 128 Mbytes, 3 Gbytes de espacio en disco y conexión ADSL

 

Género:

Estrategia en tiempo real