Ni PS4 ni XBox One, apuesta por tu PC

6 mayo 2014

Durante muchos años las videoconsolas han sido la mejor elección para los que querían jugar a videojuegos. Sin embargo, parece que la situación está cambiando. Por diversos motivos, el PC parece actualmente la plataforma con más futuro, o al menos, la que cuenta con más estabilidad. ¿Por qué gastar el dinero en un PC? Por 7 motivos.

1.- Videoconsolas con pocas innovaciones

Una videoconsola no es ni más ni menos que un ordenador optimizado para jugar. El hardware de una videoconsola es elegido por ingenieros de alto nivel que quieren crear un dispositivo con la mejor relación calidad/precio para jugar a videojuegos. ¿Por qué no comprar entonces una videoconsola? Porque la nueva generación, aunque sigue contando con esa relación calidad/precio de alto nivel, no innova tanto, no presenta tantas novedades, y eso hace que la diferencia con respecto al ordenador no merezca la pena si tenemos en cuenta los otros factores.

2.- La PS3 y Xbox 360 canibalizan a las nuevas

Esto mismo ha hecho muchos usuarios no se planteen comprar la nueva generación de videoconsolas, pues lo cierto es que se puede seguir jugando a los mismos juegos al mismo nivel en las consolas de la anterior generación, como PlayStation 3 o Xbox 360. No tendremos problemas para jugar a FIFA o NBA 2K en la anterior generación. Demostración de que esto es así, es que el Gran Turismo 6 ha sido lanzado para PlayStation 3, cuando la PS4 estaba ya aquí. No es el mejor videojuego del mundo, pero tengamos en cuenta que siempre ha sido sinónimo de calidad, y en este caso se ha elegido la PS3. Será que en realidad la anterior generación sigue siendo de calidad. ¿Pero qué importa esto para comprar un PC?

3.- Pocos juegos exclusivos

Una consecuencia de lo anterior es que hay pocas exclusividades, aparte de las producidas por Sony o Microsoft, para las videoconsolas de nueva generación. Los desarrolladores no tienen un especial entusiasmo por la nueva generación, y eso hará que no veamos grandes exclusividades para estas videoconsolas. Lo mejor de ello es que la PlayStation 3, la Xbox 360, y los PC seguirán recibiendo casi los mismos juegos que las nuevas videoconsolas. Y aquellos que no lleguen a las antiguas, sí que llegarán a los PC. Pero podemos ir todavía más allá. Tanto PlayStation 4 como Xbox One están basados en similares APUs AMD x86. Eso significa que son parecidas entre sí, y también muy parecidas a un ordenador. El trabajo de los desarrolladores es más sencillo, pues pueden lanzar el mismo videojuego para las tres plataformas con menos complicaciones.

4.- La PS4 y la Xbox One tienen una vida más corta

Se dijo que las PlayStation 3 y Xbox 360 iban a tener una vida de una década. No ha sido así, ha sido menos, aunque lo cierto es que han aguantado muchos años. Por lo que se ha dicho hasta el momento, todo parece indicar que las expectativas de los fabricantes son que la nueva generación tenga una vida más corta. Otro motivo más para no invertir en una PS4 o una Xbox One.

5.- Los PCs no mueren

Lo mejor de comprar un ordenador es que estos no van a morir nunca. Una vez que contamos con un ordenador que se ajusta al mercado actual, podemos ir mejorándolo cuando queramos. ¿Que se lanza una nueva generación de videoconsolas con mejor procesador? Pues solo tenemos que cambiar la tarjeta gráfica y el procesador de nuestro ordenador. ¿Que ahora son compatibles con mejores pantallas? Podemos cambiar la pantalla. ¿Que ahora llegan con más memoria RAM? Pues más memoria RAM. Hoy en día los componentes para PC son cada vez más económicos. Y un ordenador no sirve únicamente para jugar a videojuegos, puede ser una herramienta de trabajo.

6.- Videojuegos más baratos

Si buscas precios de videojuegos, es posible que incluso te encuentres con que en el lanzamiento de un nuevo título, este sea más costoso para ordenadores que para videoconsolas. Espera dos meses y vuelve a comprobar el precio. A eso, añade una revisión regular de ofertas en diferentes plataformas, como Amazon, o Steam. Y todo ello sin olvidarnos del hecho de poder ejecutar grandes títulos de la historia de los videojuegos que se pueden comprar por unos pocos euros. ¿Qué hay de la posibilidad de jugar a Portal por menos de 10 euros? Es algo imposible en PS4 o Xbox One, pero es solo uno de los miles y miles de juegos de alto nivel que todavía son grandes juegos y que se pueden comprar por muy poco dinero.

7.- Las videoconsolas parecen ver ya el final del túnel

Por último, parece que el mundo de las videoconsolas ya no va a durar mucho más. Muchas compañías, como Amazon, que cuenta con grandes servidores, ya parecen estar trabajando en una plataforma online de videojuegos. Sony también trabaja en ella, a pesar de contar con la PlayStation 4 en el mercado. Eso significa que lo más probable es que el futuro no sean las videoconsolas de sobremesa. Gastarse 400 euros en una videoconsola para que en año y medio el paradigma cambie y esa videoconsola ya no valga de mucho, no tiene mucho sentido. No cabe duda de que el ordenador sí servirá para jugar. Y aunque no fuera así, seguirá siendo una herramienta muy útil. Como mínimo, su valor de venta será mayor.

Temas Relacionados