Yodecido.com, el portal de los cinéfilos

Filmax lanza una plataforma web para ofertar contenidos de calidad (originales, legales, seguros, rápidos) a un precio aceptable. Sobretodo películas, pero también música, en diversas modalidades: desde visión a la carta hasta la compra o el alquiler

Yodecido.com, el portal de los cinéfilos

9 febrero 2009

Los distribuidores de cine se modernizan. Han estado demasiado tiempo despotricando de los canales P2P de descargas ilegales, pero ahora tienen una nueva generación educada y dispuesta a disfrutar del cine por la vía on-line. Sólo había que ponérselo fácil, a unos precios razonables…

Así, Filmax, el gigante audiovisual patrio dedicado a la producción y distribución de películas, contenidos para televisión, obras de teatro y musicales, acaba de presentar yodecido.com: una plataforma multimedia que quiere poner a disposición del público otra forma de disfrutar y consumir cultura.

Con un catálogo que parte de un fondo de 700 películas y 3 millones de canciones, la idea es poder ofrecer tanto la posibilidad de alquilar esos títulos que jamás han pisado un videoclub (mediante streaming válido por un determinado período de tiempo, con precios que oscilan entre uno y cuatro euros) como la adquisición legal (mediante descarga del archivo por un precio entre cinco y doce euros).

En música la fórmula es similar, se venden canciones sueltas en MP3 o WMA (desde 0,69 euros) o álbumes completos mediante su descarga, aunque próximamente se activará una funcionalidad especial de suscripción para poder escuchar (en streaming) ilimitadamente un cupo determinado de canciones. Sony BMG, EMI, Warner y el consorcio The Orchard ya han dado su aquiescencia.

Sin embargo, esta característica ya funciona en la televisión bajo demanda de yodecido.com, organizada en diversos canales temáticos (cine fantástico, cine familiar, gran cine…), y que de momento es gratuito. Eso sí, cada película está «esponsorizada» por una marca comercial.

«La televisión on-line dispone de un mayor fondo de catálogo y ataca diversos nichos de mercado según los clásicos géneros cinematográficos», explica Julio Fernández, presidente de Filmax; «mientras que el servicio de videoclub se centra más en las últimas novedades, respetando eso sí la ventana de venta directa, que aunque ahora está en 32 semanas después del estreno en sala, seguramente este tiempo se vaya acortando».

Finalmente, la última pata de este macroportal está constituida por la comunidad Camerino, una red social para cinéfilos donde puedan verter sus «críticas», y que está aún en fase beta. También podrán crearse grupos, foros, subir fotos y vídeos… «toda una red social 2.0 donde el contenido en la mayor parte está gestionado por los propios internautas», dice José Monleón, director de Negocio en Internet y Nuevas Tecnologías.

Lo curioso de yodecido.com es que sin haberse anunciado oficialmente, ya está en boca de muchos aficionados que encuentran un lugar donde ver películas clásicas o de determinados géneros (terror, western) o eminentemente en español (el 30% del catálogo).

Próximamente en la televisión on-line, sin embargo, estará también disponible las versiones originales subtituladas, así como nuevos canales como el de making-offs y demás contenidos extras de los DVD, uno de documentales, y porqué no, crear uno para cortometrajes.

«Y la verdad, que con las tomas HDMI de los nuevos televisores y una línea de banda ancha, en poco menos de un minuto tienes lista la película ya en la pantalla», dice José Monleón. «Antes había que bajarse primero el audio, después hasta que se cargaba la imagen… era un engorro».

Con el topmanta hemos topado

«Es una apuesta a medio y largo plazo. Está claro que debíamos adaptarnos a las nuevas necesidades de los consumidores y a los nuevos públicos que, cada vez más, buscan nuevas vías para satisfacer sus necesidades», señala Julio Fernández. «Por ahora actuamos como si no existiera la piratería, y esperamos que en dos o tres años alcanzar el break even point que le dicen».

«Aquí queda mucho ADSL por vender, cuando se llegue al límite, ya se fijarán las operadoras en los contenidos. Por ahora es como los donuts, se vende con agujero lleno de aire. Pero si quisiera Telefónica, hoy mismo podría desde su centro de Tres Cantos detectar en base a determinados patrones de consumo y logaritmos a los usuarios piratas, se sabe que un 20% de los usuarios consume el 80% del tráfico de red, y sería posible discriminarlos de alguna manera, ralentizando la velocidad de descarga, cobrando un recargo por gigabyte… está el modelo francés, el modelo alemán…»

Sin embargo, no sucumben al desaliento. «Somos un país piratón, pero hemos entrado en una nueva etapa, Gobierno e instituciones están más concienciados, yo creo que en la próxima presidencia europea España tendrá que hacer algún gesto…», sueña Julio Fernández. «Y es que nada es más barato que cero, pero igual pasa con el agua, que abres el grifo y la tienes gratis, pero aún así se compra embotellada, ya sea por su calidad, por su presentación…» apunta José Monleón.