Yoigo vuelve a la carga

La cuarta operadora nacional de móviles prepara un otoño caliente con sus nuevas tarifas, tendentes siempre la telefonía de bajo costo y a la exención de compromisos de permanencia por contrato. El resultado: probar no cuesta casi nada

Yoigo vuelve a la carga

30 septiembre 2008

¿Crisis? Con La del Ocho cualquiera con un perfil de consumidor normal en contrato puede ahorrar 230 euros o más”. Claro, esto en los 18 meses de permanencia obligatoria al firmar el contrato con cualquier operadora, a razón de 78 llamadas mensuales de dos minutos cada una. Y es que la nueva tarifa propuesta por el operador sueco es de 0,08 céntimos de euro a cualquier operador durante las 24 horas del día, y los SMS igual. Lo que pasa es que Yoigo se distingue por no obligar a nadie a ese compromiso de permanencia de un año y medio y además permite a sus clientes hacerse una telefonía de “low-cost” a medida.

 

Desde que llegamos, hemos provocado una guerra de precios que ahora volvemos a reabrir con una nueva ofensiva que va a echar más leña al fuego”, comenta Johan Andsjö, consejero delegado de Yoigo. “Los usuarios de telefonía ya se han dado cuenta de que se puede pagar menos”.

 

Esta nueva tarifa está especialmente pensada para empresas que hacen un uso intensivo del teléfono y llaman mayoritariamente a personas de otras operadoras. Por otra parte, se sigue manteniendo La del Cero, “perfecta para aquellos que tienen un círculo cerrado de personas. Queremos estar seguros de que nuestros clientes pagan lo mínimo, independientemente de con quién hablan", explica Andsjö. “Con la optimización de los recursos internos podemos trasladar los ahorros a nuestros clientes y ofrecerles mejores precios para que sean las personas quienes controlen siempre cómo usan su teléfono y cómo gastan su dinero”.

 

Otros anuncios

Yoigo aprovecha esta iniciativa con un “Programa Renuevo” reservado tanto a clientes con 18 meses de antigüedad como nuevas altas. “Éste no es un programa de fidelización como a los que estamos acostumbrados”, explica Andsjö. “Nuestra política no es que los clientes tengan que pagar durante muchos meses para luego poder acceder a un teléfono rebajado de precio. Nosotros siempre tenemos unas tarifas asequibles, y además ahora damos la posibilidad de acceder a una selección de teléfonos al mismo precio que lo podría hacer cualquier otra persona que quisiera venirse a Yoigo”.

 

Los terminales 3G elegidos para inaugurar este plan son los LG KU380 (0 euros/contrato u 89 euros/tarjeta), el Nokia 6555 (9 euros/contrato o 139 euros/tarjeta) y el Nokia 3120 (0 euros/contrato o 119 euros/tarjeta). Estos modelos variarán mensualmente según disponibilidades.

 

Y hablando de 3G y acceso a Internet inalámbrico, Andsjö nos recordó que se seguían manteniendo la tarifa mensual de 25 euros hasta 1 Gbyte de descarga el Internet para Llevar, y un pago fraccionado de 0,15 céntimos por cada Mbyte adicional, con un límite de 70 euros, “para evitar que a fin de mes se puedan llevar alguna sorpresa con el importe de su factura”. El módem USB se compra aparte por solo 38 euros, sin mediar ningún tipo de compromiso de permanencia.

 

Lo que sí cambia es la velocidad de acceso, pues al implementarse por parte de Ericsson en sus redes la tecnología HSDPA se anuncia un incremento de la velocidad teórica de conexión hasta los 3,2 Mbps, “sin necesidad de actualizar los módems USB, pues así lo permiten. Si bien sabemos que, como pasa habitualmente, la experiencia real estará entre 0,8 Mbps y 1,5 Mbps”, declara el consejero delegado.