Youtube y Disney castigan a PewDiePie

Las dos empresas cancelan acuerdos con el famoso "youtuber"

David Cerdán

YouTube

15 febrero 2017

Youtube y Disney han cancelado algunos de sus acuerdos con uno de los “youtuber” más importantes del mundo, el conocido como “PewDiePie”, por una polémica a raíz de varios comentarios racistas de la estrella de las redes sociales.

Influencers

A nadie se le escapa la creciente influencia que ejercen algunas personas a través de las redes sociales. Youtube, Twitter, Facebook y otras plataformas están cada día más presentes en nuestras vidas y algunos de sus usuarios más carismáticos se han convertido en verdaderas estrellas mediáticas, superando en muchas ocasiones el número de seguidores de actores, modelos y deportistas.

Las acciones de muchos de estos influencers son vistas, imitadas o puestas en tela de juicio a diario, llegando a ser publicadas incluso en importantes medios de comunicación.

La baja edad de muchas de estas personas supone un reclamo para el resto de jóvenes, pero también entraña riesgos cuando los mensajes que transmiten no son lo suficientemente maduros.

Un ejemplo de influencia peligrosa es la que según algunos medios ha ejercido últimamente el “youtuber” PewDiePie. Este sueco de 27 años, actualmente el usuario de Youtube más seguido del mundo con 53 millones de suscriptores, fue acusado hace unos días de antisemita por el prestigioso “The Wall Street Journal”. El periódico recogió en un artículo los diversos comentarios y bromas racistas realizadas por Felix Kjellberg (el nombre real de PewDiePie) en varios de sus vídeos.

Ante la polémica, Disney ha cancelado sus acuerdos de producción con PewDiePie. Por su parte Youtube ha decidido retirar algunos privilegios del usuario, como su presencia en “YouTubeRed” y en el programa de anuncios “Google Preferred”. Sin embargo su cuenta principal no será cancelada.

Aclaraciones

PewDiePie ha salido al paso de la polémica emitiendo un comunicando en el que afirma que sus vídeos pretenden únicamente entretener y en ningún caso ser un lugar de reflexión política. La famosa estrella también ha querido dejar claro que en ningún caso apoya ningún movimiento antisemita ni está a favor de ningún grupo basado en el odio.

El tiempo dirá si Felix Kjellberg rectifica y consigue mantenerse en la fina línea que a veces separa la provocación de la ofensa.