Altec Lansing GT5051R

El conocido fabricante de soluciones de audio presenta un innovador sistema de altavoces 5.1 que nos permitirá ahorrarnos el cruce de cables en nuestro salón y ofrecer un sonido envolvente para disfrutar de juegos, películas y música

12 mayo 2005

Nada más desembalar este conjunto de altavoces, lo primero que nos vendrá a la cabeza es que se trata de un producto compuesto por un central, dos satélites, más el subwoofer para los sonidos graves. Sin embargo si observamos detenidamente las dos cajas acústicas laterales, veremos que su forma no es la habitual en este tipo de productos, sino que están divididos en dos secciones formando un ángulo aproximadamente de 45 grados y con señales de audio independientes.

 

Pues bien, el objetivo de este diseño es el de funcionar como un sistema 5.1 pero sin la necesidad de tener que colocar las dos salidas traseras habituales. Esto aportará una enorme ventaja a todos aquellos que queráis montar vuestro propio cine en casa sin tener que realizar la engorrosa tarea de colocar los cables de los satélites traseros atravesando vuestro salón. Por lo que hemos podido comprobar en nuestro laboratorio, la simulación funciona, ya que gracias a su insólito diseño, el sonido rebota en las paredes de la habitación y da la sensación envolvente que nos proporciona, por ejemplo, una película DVD.
El conjunto suma una total de 80 vatios RMS repartidos en 10 para cada uno de los cinco canales más 30 para el subwoofer, por lo que quizá a los usuarios más exquisitos se les queden cortos. A pesar de ello, el tratamiento que este producto realiza de las bajas frecuencias se puede considerar como aceptable en unos altavoces de esta categoría, ya que apenas se detectan distorsiones en la señal de salida. Para terminar cabe mencionar la inclusión de un reducido a la vez que sencillo mando a distancia, desde el que tendremos la posibilidad de controlar todo el sistema de sonido.