Análisis

Altec Lansing Octiv M650, caja acústica para iPhone y iPod

Esta veterana compañía estadounidense ha puesto a punto algunas de las cajas acústicas para PMPs más atractivas que podemos encontrar en el mercado. Este modelo es una caja compacta para iPhone y iPod

Altec Lansing

16 diciembre 2011

Todas las cajas acústicas que hemos tenido ocasión de analizar hasta la fecha de la compañía Altec Lansing destacan por ofrecer una calidad de sonido muy digna y un precio absolutamente realista. Precisamente, estos son los dos atributos más destacables de esta propuesta y los que sin duda la hacen muy apetecible para un amplio espectro de usuarios.

Esta Octiv M650 es una caja autoamplificada en configuración 2.1 que incorpora dos altavoces de gama completa de 3 pulgadas y un subwoofer de 4 pulgadas. La calidad de estos tres transductores es notable, pues restituyen el sonido con la precisión que cabe esperar de un producto del precio de esta caja acústica. Sin embargo, el acabado del recinto nos parece mejorable, pues adolece de la resonancia habitual de los chasis de plástico de reducido espesor.

Nos gusta la posibilidad de conectarla a un televisor para ver los vídeos que tengamos almacenados en nuestro iPhone o iPod, y también que podamos acceder a todas las funciones del Octiv y navegar a través de los menús del PMP empleando el mando a distancia suministrado. Sin duda, hay productos mejores, pero son sensiblemente más caros. Si buscas un altavoz de calidad para tu iPhone o iPod, tenlo en cuenta.

Temas Relacionados