Mirada experta

Apple TV: una alternativa al videoclub tradicional

Apple TV permite el alquiler y compra de películas en iTunes. Lógico, pues necesita de iTunes para funcionar y se basa en el consumo de contenidos en streaming

Enrique Sánchez rojo

Apple TV

25 abril 2011

Apple TV permite el alquiler y compra de películas en iTunes, una estrategia lógica, pues necesita de iTunes para funcionar y, de hecho, el consumo de contenidos de audio/vídeo en streaming es su razón de ser.

Hay que tener presente que el nuevo Apple TV, a diferencia del antiguo, no incluye disco duro y por tanto no almacena contenido alguno. Está gobernado por el procesador A4, ya presente en el iPad y otros productos, cuenta con 256 Mbytes de RAM y una memoria Flash de 8 Gbytes que emplea para «cachear» los contenidos a medida que los va descargando.

Sistema operativo común

No obstante, una de sus novedades más interesantes es que está gobernado por el sistema operativo iOS de Apple, el mismo que encontramos en los iPhone, iPad o iPod touch. Y, aunque la interfaz que vemos en la TV nada tiene que ver con aquellos, lo bueno de esta plataforma son las posibilidades que exhibe y que, al menos en teoría, permite la ejecución del universo de las apps existentes. Sea como fuere, los ha­ckers ya trabajan en un jailbreak para este pequeño aparato que promete ampliar sus capacidades.

Cambio de mentalidad

En todo caso, Apple TV supone un cambio de mentalidad. No es un disco duro multimedia, sino un gadget para reproducir en nuestra TV del salón contenidos digitales que tengamos en iTunes del PC y, sobre todo, para consumir en streaming películas alquiladas desde la iTunes Store. Es decir, el nuevo Apple TV se convierte en todo un videoclub disponible a golpe de mando que viene a competir con otras plataformas de TV a la carta, aunque con un modelo de pago por uso. Otra cuestión es la variedad de películas o de series, así como los precios. Todos ellos aspectos que deberían mejorar algo para hacerlo verdaderamente atractivo.

Apple TV

Por último algunos detalles importantes. El primero es que necesitaremos una buena conexión de ADSL/Cable si queremos comenzar a ver las películas sin esperar a que se descarguen del todo. La segunda es que el cable HDMI no está incluido en el paquete de venta, por lo que tendremos que comprarlo por separado.

Lo que no es el Apple TV

Todos los que piensen en el Apple TV como otro reproductor multimedia más con conexión a iTunes, se llevarán un importante chasco. El producto de Apple está diseñado solo para consumir contenidos directamente descargados desde su tienda o de un equipo con iTunes que almacene la información.
Es decir, nada de conectar nuestra memoria Flash USB con la última película o serie descargada de Internet en formato DivX o similares.

Reproductor multimedia

Con el Apple TV todo tiene que pasar necesariamente por iTunes, por lo que si queremos disfrutar de esta clase de contenidos, antes tendremos que codificarlos a un formato compatible con la biblioteca de iTunes gracias a aplicaciones como HandBrake (http://handbrake.fr). El proceso, aunque no es difícil, sí requiere de tiempo y de un hardware potente. El resultado es que, si nuestro consumo de contenidos va a ser principalmente de esta clase, mejor busquemos un disco duro multimedia de los de siempre.

Conexiones limitadas

En la parte trasera encontramos la conexión de alimentación, la salida de vídeo (HDMI) y audio (óptica) o la conexión Ethernet 10/100 Mbps, a la que sumar el WiFi 802.11n. Eso sí, no nos hagamos ilusiones: la conexión mini-USB es para mantenimiento (no podremos usarla para nada) y carece de Bluetooth al que conectar, por ejemplo, un teclado.

Conectores Apple TV

Además un detalle importante: aunque el Apple TV puede reproducir hasta 1.080p, la salida HDMI no ofrece más que 720p como máximo. Una lástima.

Loading...