Análisis

Apple iPod nano, ahora la pantalla es más grande

La nueva generación de iPods ha traído importantes novedades, aunque quizá uno de los productos que más ha evolucionado ha sido el nano, que se vuelve totalmente táctil

Enrique Sánchez rojo

Apple iPod nano

19 febrero 2013

Este integrante de la familia iPod de Apple es la solución más lógica para todos aquellos que buscan un reproductor multimedia (especialmente de música) en el formato más compacto posible, pero que no quieren renunciar a una amplia pantalla e interfaz de uso, como ocurre con el diminuto shuffle.

Este nano destaca por una nueva pantalla de 2,5 pulgadas multitáctil que, si bien no tiene una resolución demasiado elevada, permite manejar con comodidad la renovada interfaz del reproductor, algo importante ahora que todo es táctil y el nano incorpora un botón Home como los iPod touch, iPhone e iPad.

En todo caso, apreciamos que el nano haya vuelto a lo básico: desaparecen apps de uso ocasional en una pantalla tan pequeña, como los juegos, la agenda, el calendario o la alarma, y se centra en la música, el vídeo, las fotos y el entrenamiento físico.

Dado que es un producto ideal para practicar deporte, es compatible con Nike+ y pulsímetros que podamos conectar por Bluetooth, otro de los grandes añadidos que también permite disfrutar de auriculares inalámbricos o conectar el nano al manos libres del coche. Eso sí, sorprende la desaparición de la cámara, un mal necesario dado que ahora reducir el grosor y el tamaño final era prioritario.

En definitiva, se trata de un reproductor ideal si buscamos la calidad de un iPod pero en el formato más compacto posible para no renunciar a una pantalla y un control táctil. Dado que solo hay una capacidad (16 Gbytes), es necesario elegir entre los 7 colores disponibles para comenzar a disfrutarlo. De serie incluye los nuevos auriculares Earpods que tan buenos resultados están dando.