Apple TV 3.0, una nueva diversión

Conocemos el modelo de entretenimiento doméstico para los próximos años (portales de alquiler de películas, series, música y otros contenidos digitales), pero no cuál será el hardware dominante

Enrique Sánchez rojo

29 enero 2010

El sistema de moda que triunfa actualmente en los hogares para el acceso y visionado de los contenidos digitales en la TV del salón es, sin duda, el disco duro multimedia. Estas unidades han arrasado por su relativa economía, facilidad de uso y, sobre todo, porque permiten ver en la TV las series y películas descargadas legal o ilegalmente de Internet. Sin embargo, aunque ese modelo aún tiene algo de recorrido por delante, cada vez está más claro que el futuro está en el vídeo y audio streaming. Es decir, en disfrutar de las series y películas (e incluso la música) directamente vía Internet, sin necesidad de descargar nada en nuestro PC.

Las principales productoras y distribuidoras hace tiempo que andan preocupadas por posicionarse en un mercado que terminará explotando, que probablemente se coma (literalmente) a la TV de pago vía cable/satélite y que, entre otras cosas, les permitirá luchar contra la piratería. Al final, hay mucha gente que estaría dispuesta a pagar una pequeña cantidad de dinero (2 o 3 €) por disfrutar del último estreno del momento en Full HD con sonido 5.1 y poder hacerlo cómodamente desde el salón de su casa.

¿Qué hardware usaremos?

Y mientras que el modelo de negocio cada vez está más claro, el mundo del hardware que nos permitirá hacer todo eso anda algo más confuso. Para esta ocasión hemos elegido al Apple TV con el nuevo software 3.0 cargado como claro exponente de lo que podría ser este entorno en los próximos tiempos. Y es que Apple ya ofrece lo expuesto antes en EE UU vía iTunes, pudiéndose comprar o alquilar un larga lista de películas y series con calidad Full HD. En Europa, sin embargo, debido a la complejidad y variaciones de sistemas y control de derechos de autor que hay de un país a otro, el desembarco de esta posibilidad lleva años retrasándose.

En España, el Apple TV es ideal para reproducir en nuestro salón, vía home cinema, toda la biblioteca musical alojada en nuestro PC/Mac vía iTunes, así como disfrutar de nuestras fotografías digitales en la pantalla de la TV, escuchar podcast, visionar vídeos de YouTube, escuchar radio por Internet e, incluso, los vídeos que tengamos cargados en iTunes. Todo ello lo hace a través de un enlace Ethernet o WiFi, conectándose automáticamente al iTunes del equipo de sobremesa, y sincronizando todos sus contenidos de manera totalmente transparente.

Ofrece salidas HDMI Full HD con conexión óptica para el sonido, vídeo por componentes y RCA estéreo. Como mando a distancia podemos utilizar el incluido con el Apple TV, pequeño y muy sencillo o, mejor aún, un iPhone o iPod Touch con la aplicación gratuita Remote. Gracias a ella, y vía WiFi, podremos controlar el Apple TV a distancia aún más rápida y fácilmente.

Lástima que en España no podamos aún acceder a las películas y series y, yendo un poco más allá, que Apple no se plantee la posibilidad de disfrutar de los juegos y utilidades de su AppStore en nuestra TV del salón a través de este equipo.

PlayStation Network

En el segmento de la venta y alquiler on-line de contenidos digitales, las consolas de juegos tienen mucho que decir. Mientras que Xbox 360 adolece del escaso número de títulos que ofrece su tienda on-line, la PlayStation 3 de Sony acaba de entrar de lleno y con fuerza en este segmento a través de su plataforma de distribución de contenidos digitales PlayStation Network. Desde su Video Store se puede disfrutar ya mismo de más de 325 películas en definición estándar o alta, con precios de entre 1,99 € (alquiler) y 8,99 € (compra). Para ello, Sony ofrece infinidad de títulos de su distribuidora de cine, al tiempo que ha llegado a acuerdos con los principales estudios como 20th Century Fox, MGM, Paramount o Warner Bros.

Loading...