Análisis

Asistente en carretera Mini Coyote Plus

El dispositivo de Coyote informa no solo de radares fijos, sino de cualquier otro problema que reporten usuarios del sistema casi inmediatamente (accidentes, radares móviles, etc.)

Enrique Sánchez rojo

Mini Coyote Plus

10 noviembre 2011

En el mercado podemos encontrar infinidad de avisadores de radar legales. Básicamente, se trata de equipos dotados de un receptor GPS y una base de datos que recoge la ubicación de los radares fijos que pueblan nuestras carreteras y que debemos de actualizar regularmente desde el PC.

Sin embargo, el Mini Coyote Plus que ahora analizamos va un paso más allá, pues integra además un receptor GPRS que, mediante la red de telefonía, descarga en tiempo real las actualizaciones desde los servidores de Coyote y, lo más interesante, se nutre de las alertas y avisos que puedan enviar otros usuarios del sistema y el propio RACC para el territorio nacional.

El resultado es un dispositivo totalmente vivo, que nos informa no solo de radares fijos, sino de cualquier otro problema que reporten usuarios del sistema casi inmediatamente (accidentes, radares móviles, etc.). Además, cuenta con la velocidad máxima de cada tramo y nos avisa en caso de superarla.

También resulta interesante el hecho de que posea una pequeña pantalla OLED en color (lástima que se vea tan mal a pleno sol), lo que nos permite contar con más información de un vistazo, y un cómodo menú de configuración. Por último, resulta curioso el sistema de indicadores led (ubicados en los botones) que, según los colores de estos (rojo, amarillo o verde), nos indica la probabilidad de encontrarnos radares móviles en determinadas zonas en base al histórico de sanciones.

Eso sí, hay que tener en cuenta que el equipo funciona mediante suscripción. Los primeros 12 meses son gratuitos y vienen incluidos en el precio de compra. Por ello, a partir de ahí tendremos que desembolsar 99 €/año para seguir disfrutando el servicio en la zona Iberia.

Temas Relacionados