Análisis

ASRock Z77 OC Formula, para entusiastas del rendimiento

Esta placa de ASRock está diseñada precisamente para exprimir al máximo el potencial de los procesadores Intel con zócalo LGA-1155 y, especialmente, los Core i7, i5 e i3 de segunda generación Ivy Bridge

Manuel Arenas

ASRock Z77 OC Formula

15 noviembre 2012

Los PCs de sobremesa siguen siendo la única alternativa posible para obtener el máximo rendimiento a partir de los procesadores de fabricantes como Intel o AMD.

Para las pruebas de esta ASRock Z77 OC Formula usamos el Core i7-3770K, con cuatro núcleos físicos (8 con HT) y procesador gráfico integrado Intel HD 4000, junto con 4 Gbytes de memoria Kingston DDR3-2.000 y un disco SSD de 90 Gby­tes SATA 3. Con esta configuración instalamos Windows 7 Ultimate y algunas de las pruebas de rendimiento habituales , así como la última BIOS disponible para esta placa.

La puesta a punto fue óptima salvo por el apartado del ventilador: para instalarlo, el acceso a uno de los tornillos de fijación es realmente complicado salvo usando un destornillador extralargo. Incluso usando el ventilador estándar de Intel con los clips de fijación es todo un reto manipular el que está justo en la esquina que forman los dos disipadores para las etapas de potencia.

Preparada para el overclocking

Todo en esta placa está bien pensado. Incluyendo las excelentes utilidades de ASRock para monitorizar y modificar en tiempo real y sin reiniciar el sistema (salvo para unos pocos parámetros como el Command Rate en la RAM). Estas utilidades, como Formula Drive, ponen en manos del usuario el control casi absoluto del sistema. Y, si quieres el absoluto, puedes acceder a la BIOS UEFI y navegar a través de decenas de menús dedicados a sacar el máximo partido de tu procesador. Si no te quieres complicar la vida, hay una lista extensa de perfiles predefinidos que elevan el rendimiento hasta límites notablemente elevados sin necesidad de tocar más que el voltaje del sistema.

ASRock Z77 OC Formula

• Si eres un jugón o un aficionado al overclocking y tienes un sistema de refrigeración líquida, podrás conectarlo directamente a esta placa sin problemas.

La conectividad es correcta, aunque se echa de menos algún accesorio que habilite el WiFi y el BT 4.0 como en otros modelos de la competencia.

Los resultados en las pruebas de rendimiento responden a lo esperado en un procesador Intel Core i7-3770K, pero, si se activa el overclocking, tendrás en tus manos todo el potencial de una tecnología como Ivy Bridge. Sin hacer nada más que subir el multiplicador a 41x, pudimos pasar las pruebas de rendimiento, obteniendo resultados superiores a los nominales sin observar problemas de estabilidad y sin tocar ningún otro parámetro. Usando perfiles en la BIOS conseguimos alcanzar hasta 4.700 MHz de velocidad para el procesador con refrigeración por aire. Toda una pasada.

Resultados de las pruebas

  • Kribibench (4,1 GHz OC). Índice: 5,2 FPS
  • CINEBENCH (4,1 GHz OC). Índice: 19,9 FPS (OpenGL) / 7,67 (8 núcleos) / 1,66 (1 núcleo)
  • PCMark 7. Índice: 5.012 puntos
  • GeekBench 64 bits

Temas Relacionados
Loading...
'); doc.close(); });