Especial

Tu auricular ideal: los formatos y tecnologías que se adaptan a ti

Desde la aparición del walkman hace ya 30 años hasta hoy, los auriculares se han convertido en accesorios prácticamente imprescindibles para millones de personas

Oscar Santos

Auriculares apertura altavoces música sonido audio

24 septiembre 2012

Desde la aparición del walkman hace ya 30 años hasta hoy, los auriculares se han convertido en accesorios prácticamente imprescindibles para millones de personas, que los usan para escuchar música, hablar por teléfono, chatear, establecer videoconferencias... A continuación, os damos los detalles para que acertéis en la elección de un modelo según vuestro presupuesto y necesidades.

El primer aspecto que hay que tener en cuenta por encima de cualquier otro a la hora de adquirir unos auriculares es la comodidad. Dado que los vamos a llevar puestos es fundamental que nos sintamos a gusto.

No importa si el tiempo que vamos a disfrutar de ellos es más o menos prolongado; por corto que éste sea, es esencial que sea placentero. Por desgracia, en la mayoría de las tiendas no tienen modelos fuera de sus cajas, lo que impide que podamos realizar una prueba, no ya de la calidad del sonido (que también es muy importante), sino tan solo de las sensaciones que nos proporcionan.

En principio, los que llevan diadema o banda suelen ser los más cómodos, pero también son los más voluminosos y aparatosos para transportar. Y es aquí donde hemos de introducir el segundo factor clave en nuestra decisión de compra: para qué los vamos a usar. No es igual si solo vamos a escuchar canciones mientras vamos en autobús que si vamos a disfrutar de conciertos de música clásica sentados en el salón o si vamos a usarlos para charlar en algún programa de mensajería en el PC.

Diseños muy variopintos

El aspecto de los auriculares es realmente variado, aunque, básicamente, está condicionado por el tipo de sujeción implementado y el propio diseño del auricular. Los modelos de diadema pasan un arco (de piel, metálico, plástico u otros materiales) por encima de la cabeza o bien se agarran por la parte posterior de la misma (más modernos) y pueden ser circumaurales (cubren totalmente la oreja con la almohadilla provocando un mayor aislamento del exterior) o supra-aurales (la almohadilla se apoya en la oreja sin cubrirla del todo). Mientras, tenemos los que se circunscriben al pabellón auditivo, ya sean los denominados intrauriculares (in-ear en inglés) de tamaño muy reducido y que van colocados dentro del propio oído, los de botón.

Intrauriculares Denon

Si te decides por un diseño del tipo intrauricular, pruébalos antes de comprarlos, no todos son ergonómicos.

En cuanto al diseño, podemos diferenciar entre los de estructura abierta (dejan circular el aire entre el casco y la oreja, consiguiendo mejor calidad de audio pero permitiendo «fugas» de sonido desde y hacia el exterior) y los cerrados.

Características técnicas

Respuesta de frecuencia, impedancia, sensibilidad, conectores, reducción de ruido, sonido envolvente... son solo algunos de los conceptos técnicos que debemos conocer para discernir la calidad de sonido de estos aparatos. Lo primero que debemos mirar es la respuesta de frecuencia, medida en hercios (número de vibraciones por segundo), que representa el rango de sonidos que el auricular es capaz de reproducir.

El oído humano medio capta sonidos que van desde los 20 Hz hasta los 20 KHz, de modo que con segurarnos de que estamos dentro de ese rango será más que suficiente. Hay auriculares que van más allá y, para los más exigentes, pueden empezar en 5 Hz y llegar hasta los 51 KHz. En este sentido, aunque el oído humano no distingue sonidos en estas frecuencias, algunos estudios indican que la la experiencia sonora en general mejora notablemente.

La segunda característica a tener en cuenta es la impedancia, que es la oposición al paso de la corriente. En el caso de los altavoces tradicionales, este valor suele estar en torno a los 8 ohmios, aunque algunos bajan a la mitad. En cambio, los auriculares de mayor calidad suelen tener 32 ohmios, pudiendo llegar hasta los 600 (obviamente menos sensibles y, por tanto, peores). Y, en tercer lugar, tenemos que mencionar la sensibilidad, medida en decibelios. Su valor nos indica hasta qué nivel puede el auricular reproducir sonidos de baja potencia. En principio, para reproductores MP3, es recomendable buscar un aparato con una sensibilidad al menos de 100dB.

Auriculares de diadema

Los clásicos auriculares de diadema son uno de los modelos más cómodos, al ir sujetos a la cabeza.

Otro concepto relevante es la distorsión, es decir, la precisión con la que los auriculares reproducen el sonido, qué porcentaje de la señal emitida es distorsionada. En general, casi todos los modelos presentan una distorsión inferior al 1%, que se considera aceptable para el oído humano, aunque los más sibaritas encontrarán valores del 0,1%, siendo mucho más caros.

El resto de características podríamos decir que son secundarias y su interés se centra en gustos personales, capacidad adquisitiva y características tecnológicas. Por ejemplo, dentro de este último grupo encontramos el tipo de conector que vamos a usar. Lo general es cable con una un jack de 3 mm, aunque también los hay de 6 mm.

No obstante, últimamente, en el entorno dirigido a los ordenadores personales, ganan mucho terreno los que llevan conector USB, principalmente porque son fáciles de instalar y son más compatibles. También los hay con conexión Bluetooth, especialmente en el entorno de la telefonía móvil y, con el adaptador oportuno, en la mayoría de reproductores MP3. Y, por último, tenemos los inalámbricos. Todos ellos son igual de válidos, si bien el mejor conector siempre será el cable (cuanta mayor calidad, mejor), pues evita las posibles interferencias de los auriculares inalámbricos.

En cuanto al sonido envolvente, algunos fabricantes lo consiguen gracias a la incorporación de varios altavoces dentro del mismo auricular. Obviamente, no vamos a encontrar esta funcionalidad en modelos de tamaño reducido, pues conlleva ciertas exigencias de espacio. En todo caso, los fabricantes suelen conseguir efectos bastante aceptables.

Y relacionado precisamente con el ambiente exterior, algunos auriculares cuentan con reducción de ruido digital, ideal para situaciones con un nivel de ruido externo muy alto. Su funcionamiento es simple: cada auricular lleva incorporado en la parte exterior un micrófono que capta el ruido ambiental, creando un sonido opuesto que lo neutraliza en nuestro oído hasta en un 98% de las situaciones. De esta forma, nos concentramos exclusivamente en el audio que sale por los auriculares, pudiendo incluso hacer uso de dicha función sin sonido de entrada, pensando únicamente en aislarnos del mundo exterior (por ejemplo, para dormir en un avión).

Tres grandes categorías

En este Escaparate de productos hemos establecido tres grandes categorías para facilitaros la localización del producto que mejor se adapte a vuestras necesidades. Así, en los modelos para juegos y videoconferencia hemos valorado que integren micrófono para comunicaros con otros usuarios y sujeción en diadema, con cascos almohadillados de cara a largas sesiones de uso, así como tecnologías que potencien la experiencia acústica.

Auriculares

Por su parte, entre los candidatos a traer hasta nuestros oídos las mejores sensaciones artísticas, aquellos que hemos englobado en el grupo de música y cine, se encuentran los de prestaciones más avanzadas y precios también más elevados. Grandes fabricantes del prestigio de Sennheiser o AKG nos proponen soluciones con sistemas de cancelación de ruido, amplio rango de frecuencias y espectaculares materiales de construcción.

Finalmente, la categoría de MP3 es el mayor cajón de sastre, puesto que ahí se reúnen todo tipo de dispositivos, desde los auriculares de botón de calidad de audio más que dudosa, hasta productos muchos más sofisticados, como intrariculares para deportistas de materiales resistentes a condiciones climatológicas adversas y ergonomía sobresaliente.

Sea como fuere, hemos escogido 17 propuestas entre las que creemos que podéis encontrar vuestros auriculares ideales.

Temas Relacionados