Blip.tv

Puede que no sea demasiado conocido aún, pero Blip.tv es el ejemplo a seguir para todos las ofertas de vídeo en Internet, con servicio para publicar y compartir videos en formato Flash Vídeo de gran calidad está alcanzando gran popularidad en nuestro país

6 diciembre 2007

La verdad es que será difícil superar la inmensa cantidad de contenidos presentes en YouTube, pero, salvo por ese detalle, es, sin duda, toda una referencia tanto en concepto como en ejecución.
Calidad, no cantidad
Una de las características diferenciadoras del servicio que nos ocupa es precisamente la orientación de sus contenidos. Aunque cualquiera puede subir vídeos, en la página principal, destacan aquellos que están publicados en forma de series o episodios. Así, será más complicado encontrar los típicos vídeos virales que se transmiten como la pólvora a través del boca a boca o más bien, de blog en blog y, al parecer, también hay ausencia de los tradicionales vídeos familiares y personales.
Puede que esto suponga un impedimento para su popularidad a todos nos gusta ver vídeos virales de cuando en cuando, pero lo cierto es que le permite centrarse en contenidos en los que prima la calidad. Algo que no evita que también encontremos clips que escasean tanto en compresión como en producción, pero si nos centramos en los llamados shows, nos daremos cuenta de que Blip.tv ha aprovechado muy bien sus ideas.
Opciones para todos
Para empezar, publicar vídeos en Blip.tv se puede hacer desde la web, pero también desde un cliente de FTP, desde el móvil o desde una utilidad propia llamada UpperBlip. Aunque el servicio convierte los vídeos a Flash 8 con una calidad muy decente, cualquier usuario puede subir el contenido en el formato original para que otros internautas accedan a él vía streaming o descarga. De hecho, nosotros mismos prepararemos los formatos en los que vamos a ofrecer el vídeo en descarga, una novedad interesante para los creadores de contenidos que quieran controlar la calidad de sus clips.
Una vez en el portal, nos daremos cuenta de que los vídeos que se muestran en un reproductor en formato panorámico muy bien ejecutado tienen una calidad excelente, pero, además, las opciones que los rodean son superiores a las de sus rivales. A las tradicionales funciones sociales, se añaden las de suscribirse a un feed RSS o la de asociar el canal a iTunes. El reproductor da acceso incluso a la característica Guide, que muestra más información sobre el argumento del clip y, si forma parte de una serie, se mostrarán el resto de episodios de forma vistosa en la parte derecha. La exportación a otros blogs también dispone de varios formatos según cómo queramos que el vídeo aparezca y las opciones de búsqueda permiten organizar contenidos incluso por el formato elegido. Ya sólo resta que probéis el servicio y comprobéis que hay muchas más opciones de las que propone YouTube.