Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith

El juego de rol más aclamado de los últimos tiempos vuelve a la carga situándonos más lejos si cabe de la saga original de cine: unos 40.000 años atrás. Un jedi despojado de su condición tendrá que intentar que no se libre otra cruenta guerra civil entre los sith y los jedi

7 marzo 2005

Ha pasado más o menos un año desde que LucasArts nos sorprendiera con un juego de rol basado en el universo Star Wars que además era de lo mejorcito del momento. Ahora, con un nuevo estudio de desarrollo y un nuevo distribuidor en España (Obsidian y Activision respectivamente), llega Caballeros de la Antigua República II: Los Señores Sith.

 

Ambientado 4.000 años antes de los eventos reflejados en Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma y varios años después del final del primer Caballeros de la Antigua República (a partir de ahora CDLAR), en este nuevo desarrollo encarnaremos desde el principio a uno de los últimos Jedis supervivientes de las guerras Mandalorianas.

 

Al principio del juego nuestro héroe no recuerda nada de su pasado ni de su enlace con la «Fuerza», por lo que la progresión sigue siendo interesante tanto para los que ya habían disfrutado con el primer CDLAR como para los nuevos jugadores.
Los Señores Sith sigue contando con el curioso sistema de lucha por turnos en tiempo real de su predecesor, con multitud de complejos personajes con los que habrá que hablar para avanzar en la historia, con un montón de localizaciones a cual más espectacular y repleta de vida… en resumen, se trata de un juego que no ha cambiado demasiado (ni siquiera a nivel gráfico) respecto al primer CDLAR, pero eso no significa que no sea bueno, muy al contrario, es señal de que estamos ante uno de los mejores juegos del año.

 

Con una historia intrigante digna de cualquier thriller galáctico y con diálogos que superan con creces lo que George Lucas está haciendo en su nueva trilogía fílmica, CDLAR II es una delicia.
No obstante, Los Señores Sith tiene algunas novedades interesantes que destacan. Una de ellas es la posibilidad de influir sobre otros personajes manejados por el ordenador. Ahora nuestros diálogos no sólo nos inclinarán más hacia la Luz o la Oscuridad, sino que también pueden afectar a los compañeros que unamos a nuestro equipo. Con esta novedad, la ya de por si rejugabilidad del título se amplía consiguiendo un mayor realismo en las relaciones con otros NPC (Personajes No Jugables).

 

Nuestro personaje irá subiendo de nivel a medida que vayamos cumpliendo objetivos y, de paso, ganando nuevas habilidades y dotes Jedi (en esta ocasión hay hasta 60 nuevos). Para los amantes del tunning, en este Los Señores Sith se pueden mejorar y personalizar hasta los sables láser con distintos tipos de colores y formas. Además, en algunos momentos de la historia controlaremos a otros personajes, lo que aporta mayor variedad a la historia.
Los gráficos se desenvuelven con suavidad, ya que aunque las animaciones y algunas explosiones son espectaculares y muestran un sistema de partículas interesante, los personajes y entornos no cuentan con un excesivo número de polígonos.
El sonido sigue siendo magistral, con piezas de la banda sonora clásica y otras nuevas escritas para la ocasión. Los diálogos están en inglés (traducidos al castellano, pero no doblados) con unos actores muy competentes que en seguida te meten en situación.
En resumen, estamos ante un título imprescindible para los amantes del rol y del universo Star Wars que nos dará hasta 40 horas de juego y que, además, es completamente rejugable.