Caja acústica Bowers & Wilkins Zeppelin Air

No es frecuente que un fabricante de cajas acústicas de alta fidelidad comercialice un producto diseñado para convivir con un PMP o un teléfono inteligente

Juan Carlos López Revilla

Bowers & Wilkins Zeppelin Air

30 mayo 2011

Es obvio que el aplastante éxito de los iPhone y iPod ha propiciado que Bowers & Wilkins ponga a punto este producto, que, no obstante, no nos parece apto para todos los públicos. Porque, no nos engañemos, su precio supera holgadamente lo que están dispuestos a gastarse la mayor parte de los propietarios de estos dispositivos de Apple. Sin embargo, no es exagerado. Ni mucho menos.

Incorpora todos los ingredientes que cabe exigir a un producto de espíritu audiófilo: un recinto robusto a prueba de resonancias y ondas estacionarias, altavoces elaborados y un binomio filtro divisor de frecuencias/DAC de grado audiófilo.

Bowers & Wilkins Zeppelin Air detalle

Además, como podéis observar en las imágenes, su diseño es atractivo y está muy bien construido. Pero lo que realmente importa es que su calidad de sonido supera holgadamente la que ofrece cualquier otro conjunto de altavoces para iPod o iPhone que hayamos escuchado.

Lo hemos probado con grabaciones inmaculadas que conocemos muy bien, como Hope, de Hugh Masekela, o Spanish Harlem, de Rebecca Pidgeon, entre otras. Y suena de maravilla. Genera un sonido cálido y detallado que hará las delicias de los melómanos más exigentes. Seguro.

Temas Relacionados