Cámara réflex Nikon D3100

Creada para reclutar a una nueva legión de «Nikonistas». Este eslogan es de nuestra cosecha, pero podría ser perfectamente el esgrimido por Nikon para promocionar esta cámara

Juan Carlos López Revilla

Nikon D3100

1 marzo 2011

Creada para reclutar a una nueva legión de «Nikonistas». Este eslogan es de nuestra cosecha, pero podría ser perfectamente el esgrimido por Nikon para promocionar esta cámara. En cualquier caso, su mejor tarjeta de presentación es su condición de heredera de dos de los modelos más exitosos de la firma: las D60 y D3000.

A pesar de tratarse de una D-SLR del segmento de entrada, está realmente bien construida y es muy fácil de utilizar. No obstante, esta última cualidad no condiciona negativamente sus prestaciones a la hora de llevar a cabo ajustes manuales. En absoluto. Ofrece tantas posibilidades como puede exigir un entusiasta con conocimientos avanzados.

Y, además, graba vídeo de hasta 1.920 x 1.080 puntos y una cadencia de 24 fps. Pero, a nuestro juicio, sus dos principales cualidades son su excelente calidad de imagen y las enormes posibilidades de los modos de autoenfoque con que cuenta la función Live View.

Según nuestras pruebas, el procesado llevado a cabo por la segunda generación del motor EXPEED es más eficaz que el de su predecesor (la D3000 incorpora la primera generación de este chip), lo que explica en parte los magníficos resultados que hemos obtenido con esta cámara. Aun así, no es perfecta: tiende ligeramente a sobreexponer y la función Live View no ofrece el histograma.

Loading...
'); doc.close(); });