Análisis

Canon IXUS 240 HS, un prodigio de miniaturización

Con un tamaño sencillamente mínimo, la propuesta de Canon integra tecnologías realmente avanzadas, como la grabación 1.080 Full HD, la detección y registro de de caras

Manuel Arenas

Canon IXUS 240 HS

21 junio 2012

La cámara de la firma japonesa cuenta con grabación de alta velocidad (slow motion) en vídeo, la conectividad WiFi y la posibilidad muy bien implementada de enviar fotos directamente a un dispositivo donde se haya instalado la aplicación Canon Camera Window, que, de momento, tendrá que usar iOS de Apple.

Con una luminosidad de F2.7, es una de las más notables de su segmento, aunque con el zoom 5x se queda corta frente al resto. Apenas tiene botones, y la mayor parte de su manejo tiene lugar en su buena pantalla táctil. La interfaz está optimizada para ello, aunque al principio cuesta hacerse a la idea de que no hay diales de control. Es más práctico usar el borde de la uña para pulsar sobre los botones táctiles o mover las barras deslizadoras en pantalla, pero pronto se le pilla el truco.

En conjunto, apenas sí ocupa espacio, hace buenas fotos y graba vídeos y, desde luego, supone una mejora de calidad frente a los móviles. Una segunda batería no te vendría mal, eso sí. Y se sacrifica zoom o ergonomía (no tiene empuñadura lateral) en aras de la movilidad.

Es rápida, e incluso los modos relacionados con la conectividad son fáciles de poner a punto. Ello, unido la posibilidad de usar el móvil para compartir fotos y vídeos de forma inmediata son argumentos a su favor. En cuanto a calidad, tiene un comportamiento correcto, con una nitidez notable, y una degradación con el ruido acorde a lo esperado.

 

PRUEBAS

  • Calidad a ISO 100 / a ISO 800: Muy buena / Buena
  • Calidad a ISO 1.600 / a ISO 3.200: Normal / Normal
  • Versatilidad de la óptica: Normal
  • Manejo del color: Normal
  • Calidad del vídeo: 35 Mbps, 1.920 x [email protected] fps
  • Conectividad: Muy buena
  • Facilidad para compartir contenidos: Muy buena