Análisis

Canon PowerShot S95, de lo mejor en calidad

El sensor y las prestaciones finales están muy ligados a los del modelo G12, un referente entre los fotógrafos por tratarse de una máquina ligera y compacta con resultados de manera profesional

Canon S95

6 octubre 2011

En esta cámara, Canon ha metido la electrónica del modelo G12 en una carcasa de menores dimensiones. La diferencia está en el diseño y el tamaño, que en la S95 pasan a ser mínimos y perfectos para llevar siempre encima

La calidad de la carcasa y el acabado están a juego con su precio, transmitiendo fiabilidad y robustez. Por su parte, se ha cuidado con esmero la óptica utilizada. La luminosidad del objetivo es excepcional, con un valor de apertura de nada menos que f/2, lo que permite pasar gran cantidad de luz y eso se nota positivamente en escenarios oscuros. Asimismo, las imágenes analizadas mostraron una nitidez elevada en casi todo el rango de sensibilidades, un punto por encima de sus competidoras.

Con todo, esta cámara presenta aspectos mejorables. Por un lado, los controles giratorios en el objetivo o el dial posterior pueden resultar un incordio; sobre todo cuando se activa el de la parte de atrás por un mero roce y se realizan una tras otra fotos sobrexpuestas o subexpuestas.

En vídeo, la interfaz es muy simple y hasta algo decepcionante, sin poder hacer zoom mientras se graba. Tampoco lleva entre los accesorios incluidos una cinta para colgar del cuello. El asistente para panorámicas no es especialmente bueno y tampoco posee botón directo para iniciar la grabación de vídeo; ni botón o palanca para subir y bajar el flash.

Así, es una cámara de calidad con ciertos contrastes, con detalles muy buenos en algunos apartados, pero otros mal resueltos.

Temas Relacionados
Loading...