Commandos: Strike Force

La saga más famosa del soft español ahora en primera persona, aunque, seguramente, la siguiente entrega sea mucho mejor pues para Pyro Studios, los creadores, es la primera vez que dan el salto de la perspectiva isocrónica a la primera persona

17 marzo 2006

A pesar del salto de género queda claro que se ha tratado de mantener la identidad de la saga. Así, el nuevo Commandos es mucho más que un «mata-mata» y también se desmarca de títulos como Medal of Honor y Call of Duty al escapar de la linealidad que les caracteriza.

 

La posibilidad de elegir entre personajes diferentes (no en todas las fases, eso sí) permite ofrecer misiones de todo tipo que alternan la acción más trepidante con el sigilo más absoluto. Además, la resolución de las misiones, bastante complejas y largas, puede hacerse de varias formas con lo que la variedad está asegurada. Eso sí, como no todo iba a ser perfecto, hay cosas que chirrían, como la imposibilidad de hacer desaparecer los cuerpos o el comportamiento muchas veces desconcertante de los enemigos.

 

Sin embargo, el nivel de jugabilidad se mantiene muy alto y quizá por eso no importe tanto que los gráficos no estén a la última. Eso sí, el diseño de escenarios y la ambientación son excelentes, en buena parte gracias al buen trabajo realizado con el sonido donde destaca una música sobresaliente. En definitiva, quizá no sea el juego del año pero sí que es digno competidor de títulos como los antes mencionados, además de destacar por insuflar algo de aire nuevo al género.

 

Requiere:

Procesador 1,8 GHz, 512 Mbytes de RAM, gráfica de 64 Mbytes compatible con DirectX 9.0c, 3,46 Gbytes de espacio en disco y lector DVD ROM

 

Género:

Acción

 

Otras plataformas:

Xbox y PS2