Fable II, emocionante y espectacular

Los juegos de Peter Molyneux tienen el don de no dejar a nadie indiferente. Pueden ser más o menos divertidos o ambiciosos, pero todos ellos son siempre muy originales. Pasamos a hablaros de uno de ellos en este artículo

Juan Carlos López Revilla

14 febrero 2009

Por suerte para sus incondicionales, entre los que nos encontramos, su última propuesta parece tocada con una varita mágica. Es cierto que Fable II es muy similar a la primera entrega, pero no lo es menos que llega allá donde su creador no logró recabar con el título original.

Ahora Albión es más grande y está recreado con todo lujo de detalles. Su colorido evoca cualquiera de las fábulas de los hermanos Grimm, sumergiéndonos en un mundo repleto de fantasía. Y es que su factura técnica es una maravilla. No pretende recrear un mundo verosímil, sino un entorno fantástico en el que podemos dar rienda suelta a nuestro instinto aventurero.

Pero la principal cualidad de este «nuevo clásico» es, sin lugar a dudas, que se acerca mucho más al concepto de libre albedrío que cualquier otro juego. Como descubriremos según vayamos completando el tutorial, el hilo conductor de la historia no es otro que la venganza; pero, según se va desarrollando la aventura, podemos decidir hacia dónde queremos ir con una libertad inaudita.

Incluso nuestras decisiones a priori menos trascendentes dejarán su impronta no ya en nuestra vida y aspecto físico, sino también en Albión y sus gentes. Podemos enriquecernos, causar estragos allá por donde pasemos, ayudar a nuestros semejantes… Casi cualquier opción que se nos ocurra. En definitiva, otro imprescindible para Xbox 360.

Género:

Rol

Multijugador:

Hasta 2 jugadores vía Xbox Live