Fruity Loops 6

La máxima potencia para componer tus canciones favoritas. Podemos decir sin temor a equivocarnos que Fruity Loops se ha convertido en uno de los máximos referentes para aquellas personas que aman la composición a través del ordenador

8 marzo 2007

La máxima potencia para componer tus canciones favoritas. Podemos decir sin temor a equivocarnos que, en la actualidad, Fruity Loops se ha convertido en uno de los máximos exponentes para todas aquellas personas que aman la música y la composición a través del ordenador. Infinitas capacidades son las que nos ofrece este soberbio programa, aunque, eso sí, será necesario dedicarle muchas horas para empezar a manejarlo con soltura y conseguir plasmar las ideas que tenemos en la cabeza.
Para empezar, tendremos que definir una serie de patrones que podrán repetirse en forma de loops y que contendrán la programación de los instrumentos que deseamos.

Gracias a esta característica, reutilizaremos fácilmente determinadas partes de la composición, pero, a su vez, será necesario crear varios patrones para introducir variaciones en determinados instrumentos, como, por ejemplo, en la batería. Este proceso quizás rompa la forma natural de componer, aunque es cuestión de acostumbrarse, y se incluye la posibilidad de etiquetarlo todo, tanto patrones (a los que asignaremos un color determinado) como zonas definidas dentro de la canción para facilitar su localización de un vistazo. Esta versión incluye, además, infinidad de filtros y efectos que harán las delicias de los amantes de este tipo de aplicaciones.
Características
Completo secuenciador con el que crearemos nuestras composiciones musicales de una manera profesional

Lo mejor
Prácticamente todo. La interfaz gráfica es clara y sencilla de utilizar y permite un alto grado de control en todos los aspectos de nuestra composición
Lo peor
Incluye tantas opciones que será necesario echarle muchas horas para lograr familiarizarse con la herramienta