Análisis

Garmin nüvi 3790T, GPS con prestaciones premium

El producto más avanzado del catálogo de Garmin destaca por su diseño extrafino con 9 mm de grosor (ganador del premio Red Dot Design) y sus poco más de 110 gramos de peso

Alberto Castro Gallardo

Garmin nüvi 3790T

13 marzo 2012

Sus reducidas dimensiones convierten al dispositivo de Garmin en la opción ideal para llevarlo siempre encima, más si cabe al tener acelerómetro y servir a la perfección como GPS para uso peatonal una vez bajamos del coche.

La pantalla plana de 4,3” y alta resolución (800 x 480 píxeles) ocupa toda la superficie de cristal, recordando a los smartphones más avanzados. Por su parte, el sistema de control por voz incorporado es el más preciso que podemos encontrar: basta pronunciar las palabras «comando de voz» para que podamos interactuar con un sinfín de funciones sin apartar la vista de la carretera.

Como extras, la conectividad Bluetooth y el receptor de tráfico externo (con suscripción gratuita de por vida) son muy de agradecer, mientras que tanto su interfaz como su facilidad de uso están a la altura de lo esperado.

En cambio, la recepción en zonas complicadas es algo peor, pero su funcionamiento sigue siendo más que correcto. Destaca también la curiosa función Garmin Connect Photos, que permite navegar a un destino utilizando una fotografía que contenga información de geolocalización; y otros añadidos habituales del fabricante americano, como la función «encuentra mi coche», que recuerda el lugar donde hemos aparcado.