Guild Wars Nightfall

La épica historia de los lanceros del sol de Elona. El mundo de Guild Wars se amplia con esta nueva entrega que nos lleva al continente de Elona. Este lugar tiene un tamaño mayor que el presentado en Factions, aunque es algo más pequeño que el de la primera entrega.

5 enero 2007

El mundo de Guild Wars se amplia con esta nueva entrega que nos lleva al continente de Elona. Este lugar tiene un tamaño mayor que el presentado en Factions, aunque es algo más pequeño que el de la primera entrega; igualmente está en un término medio en cuanto al número de misiones a completar. Éstas desarrollan una historia muy bien narrada que nos trasforma en lanceros del sol y defensores de Elona. La novedad más llamativa respecto a sus predecesores está en las dos nuevas clases añadidas, Derviche y Paragón.

Además se ha potenciado el control de los personajes que nos acompañan, apareciendo un nuevo tipo que se suma a los esbirros: los héroes. Éstos subirán de nivel como nosotros y podremos equiparlos para que sean más efectivos, por lo que en muchas de las misiones serán fundamentales. Además, tanto a héroes como a esbirros podremos darles pequeñas órdenes en el combate, estableciendo así una mejor estrategia. Técnicamente, sólo hay pequeñas mejoras como son la inclusión de las solicitadas animaciones faciales. Aún así, destacar que los entornos de Elona son más variados que en los continentes ya conocidos y las armaduras también son más llamativas.

Aparte de esto, lo que sí ha mejorado considerablemente es la IA, tanto de los personajes que nos ayudan como la de nuestros enemigos que se comportan de forma más eficaz. También se ha incluido un nuevo modo PvP, en el que enfrentarnos con nuestros héroes a otros jugadores. En suma, una buena iniciación para los que no hayan disfrutado de anteriores entregas y nuevos retos para los fieles seguidores de la saga.