Guild Wars: Eye of the North

Primera expansión en el sentido clásico de este multijugador masivo gratuito. Nuevos personajes, mapas y misiones para esta expansión, que ya es la tercera. Parece que tendremos que esperar un poco más para el Guild Wars II

31 agosto 2007

Tras tres entregas que podían ser jugadas independientemente, llega una expansión para la que es necesario disponer de cualquiera de los capítulos anteriores. De hecho, tiene una clara orientación a los jugadores más veteranos (es necesario tener nivel 20).

 

Volvemos al continente de Tyria para explorar una nueva región y enfrentarnos a una nueva amenaza en una historia llena de giros argumentales y sorpresas, siendo, sin duda, la mejor hilvanada de la saga. Además, hay un total de diez nuevos héroes, algunos de razas hasta ahora desconocidas, que nos ayudarán en unas misiones variadas y originales, aunque con una dificultad muy dispar (algunas son muy sencillas y otras lo contrario).

 

Pero el principal aliciente es la inclusión de mazmorras, un total de 18, que harán las delicias de los aventureros por su cuidado diseño y considerable tamaño. También hay nuevas habilidades (en forma de bendiciones y poderes propios de las diversas facciones a las que podemos unirnos), independientes de la clase de personaje, y nuevos conjuntos de armaduras (quizá demasiado parecidas a otras ya existentes, aunque actualizan sus capacidades).

 

La única pega es que no hay novedades reseñables para el modo PvP, pues todas se centran en potenciar el PvE del juego. Técnicamente tampoco hay cambios significativos con respecto a la anterior entrega, manteniendo un gran nivel. En suma, una buena expansión orientada a saciar la sed de aventura de los más veteranos mientras llega Guild Wars II.

 

Requiere:

Pentium III a 1 GHz, 512 Mbytes de RAM, tarjeta 3D de 64 Mbytes y 4 Gbytes de espacio en disco

 

Género:

Rol multijugador on-line