Guitar Hero II

Ni sexo, ni drogas, esto es Rock´n´Roll en estado puro para tu PS2. Nos permitimos destrozar el lema de los viejos rockeros para hablar de la secuela de Guitar Hero, el videojuego que te hará guardar los mandos de tu consola y preparar los dedos para darle caña a la Gibson SG.

5 enero 2007

Nos permitimos destrozar el lema de los viejos rockeros para hablar de la secuela de Guitar Hero. Guarda los mandos de tu consola y prepara los dedos para darle caña nuevamente a la Gibson SG (esta vez en acabado rojo) que incluye el pack completo.

Pero la mayor novedad es un remozado listado de temas que componen uno de los set-list musicales más potentes jamás vistos para un juego. Aunque a simple vista no hay canciones tan duras como en la primera entrega, se ha incrementado el nivel de dificultad de las pistas y la ejecución de acordes, donde encontramos hasta tres notas simultáneas.

Comprobaras esto cuando intentes tocar Hangar 18 de Megadeth, o Beast and the Harlot, de Avenged Sevenfold, en los modos más complejos.

Una de las cosas que se mantiene es la posibilidad de desbloquear contenido. Existen un buen número de personajes, guitarras y canciones que se irán mostrando según progresas en el juego. Pero eso no es todo, cuando lo acabemos se desbloqueará un nuevo modo de juego cara a cara. En él, dos contendientes tocan la misma canción al unísono para ver quién se alza con la mejor puntuación. Aún así, entre las nuevas opciones de jugabilidad la más destacada es el modo multijugador cooperativo. En él, dos jugadores (con sendas guitarras) podrán interpretar la misma canción al tiempo que uno toca la parte de guitarra y el otro la pista del bajo. La sensación de estar batiéndose en duelo por ver quién domina más el instrumento no hace más que añadir más emoción a la interpretación y un punto de adicción difícilmente superable.

Con juegos como éste, es cierto el dicho de que el rock nunca morirá.