La habitación de Guille. Leer, escuchar y algo más

Hemos tenido la oportunidad de probar este software junto a dos niños (de dos y cuatro años respectivamente) y lo primero que debemos decir es que, a pesar de tenerlo hace un par de meses, todavía no se han cansado de jugar con él

C.A.G.

11 abril 2009

La razón la encontramos en su propio planteamiento, puesto que La habitación de Guille es un cuento que, además de leer o escuchar con la ayuda de un narrador, esconde en sus diferentes pantallas diez juegos y un montón de elementos interactivos, que cobran vida cuando los niños hacen clic sobre ellos.

Así, mientras que el más pequeño disfruta simplemente escuchando las aventuras de Guille en busca de un cachorro de león que ha escapado de uno de los cuadros que tiene en su habitación, el mayor irá descubriendo las sorpresas que hay detrás de todos los objetos representados en las distintas pantallas (¿una pelota? no, es un gato; ¿una roca? no, es un oso).

Además, algunos de ellos no esconden una animación, sino un juego; en concreto, hay dos rompecabezas, tres actividades para colorear, y una para tocar música, memorizar, salir del laberinto, reconocer notas musicales y buscar la diferencia.

En total, diez juegos a los que es posible acceder, tras descubrirlos por primera vez (algo que no siempre resulta sencillo), sin tener que leer de nuevo el cuento, ya que, cuando volvamos a cargar el CD, la primera pantalla nos dará la opción de ver cuántos hemos localizado y jugar directamente con ellos. En definitiva, un software entretenido que contribuye al desarrollo de la lectura y que anima a probar los otros dos lanzados por Micronet: Los sueños de Guille y La aventura submarina de Guille.

Loading...
'); doc.close(); });