Hercules Webcam Deluxe

Una estupenda cámara web con micrófono y sensor de infrarrojos.

16 marzo 2006

La primera webcam de esta firma que hemos tenido oportunidad de analizar en nuestro Laboratorio nos ha encantado. Basta una primera toma de contacto para percatarse de su magnífica construcción, impecable acabado (en parte debido al innegable atractivo de su carcasa metálica) y reducidas dimensiones (podría hacer las veces de compañera de viaje de un ordenador portátil sin ningún problema).

Empero, lo que es más importante, sigue saliendo airosa de un análisis mucho más profundo. Esta grata impresión se asienta en gran medida en su buena calidad de imagen, un ámbito en el que tiene mucho que decir una óptica de razonable calidad y un solvente sensor de 1,3 Mpíxeles. Los ajustes pertinentes pueden llevarse a cabo con precisión empleando la utilidad Hercules WebCam Station, una completa herramienta que también nos brinda la oportunidad de tomar instantáneas y grabar vídeo.

También destacan dos características de esta propuesta poco habituales en los productos de su género: el sensor de infrarrojos y el micrófono integrados. El primero de estos elementos permite a la cámara tomar imágenes de razonable calidad en entornos con baja luminosidad, mientras que el segundo brinda al usuario la posibilidad de prescindir de un micrófono dedicado.
En resumen, una webcam espléndida ofrecida a un precio muy atractivo.