FX Imperium III: Las grandes batallas de Roma

Siete civilizaciones y cinco siglos en tiempo real.

7 febrero 2005

Los entusiastas de la historia y estrategas vuelven a estar de enhorabuena gracias a este nuevo lanzamiento de FX. Roma, Galia, Germania, Hispania, Britania, Egipto y Cartago son las civilizaciones protagonistas de la tercera parte de la ya mítica saga Imperium. Decimos esto no precisamente por su alarde de gráficos, tampoco por sus excesivas posibilidades de aleatoriedad, sino por la fidelidad con la historia que han sabido imprimir sus creadores. Ésta es una de las virtudes del juego, la de mostrar hechos históricos mientras nos da la oportunidad de desplegar las mejores estrategias posibles, con la necesidad de cambiarlas en función del bando que elijamos. Para hacernos una idea de su potencial en este sentido, tan sólo comentar que podremos seleccionar distintas unidades romanas dependiendo de la época en la que nos encontremos (tribunos, pretorianos, etc).

Grandes Batallas , es el nombre del modo más fiel históricamente hablando, ya que controlaremos al Impero Romano a lo largo de cinco siglos. Desde el Desembarco de Ãfrica hasta Marco Aurelio en Germania, aunque también podremos seleccionar al bando contrario en el apartado Los grandes desafíos de Roma, donde nos introduciremos en la piel de Anibal, Viriato o Arminius para defendernos del asedio romano.

Sin embargo, además del tradicional modo de Estrategia donde tendremos la posibilidad de elegir el lugar o los distintos competidores por equipos, destaca un nuevo apartado dentro del juego denominado Conquista. En él seleccionaremos cualquiera de las 7 Civilizaciones para comenzar a conquistar las tierras adyacentes. Este modo multiplica exponencialmente las posibilidades del juego, ya hasta ahora nos veíamos obligados a mantener las órdenes que se nos daban desde «lo más alto».

El manejo de las tropas es extremadamente sencillo, aunque no por ello básico, ya que controlaremos las distintas fórmulas de ataque y defensa dependiendo de nuestros intereses. De hecho, si no elegimos bien nuestra estrategia, tenemos todas las de perder, ya que los distintos parámetros de energía, ataque, salud, víveres o niveles de destreza de cada soldado hacen que sean buenos o malos según el tipo de contrincante o la ubicación del ejercito. Una vez que hemos asociado tropas a uno de nuestros héroes, éste las dirigirá sin necesidad de seleccionarlas posteriormente a todas y pulsando sobre él, elegiremos la formación ideal. Además, como en anteriores ocasiones, podremos tener accesos directos a cada una de las unidades para ir directamente al lugar del mapa donde se encuentran. Esto permite centrarnos más en la táctica, algo que no ocurre en todos los juegos de estrategia.

Por otro lado, el sistema de ayuda es excelente durante las primeras horas para aquellos usuarios que no se encuentran demasiado habituados al género. Una vez que las distintas tareas importantes ya no son un secreto para nosotros, podremos desactivarlo o mantenerlo en modo manual para acceder a él en cualquier momento. Los que parten de cero podrán seleccionar un tutorial antes de comenzar las batallas que no es para nada aburrido, ya que desde el primer momento podremos realizar nuestros primeros pinitos como guerreros.

Como siempre, hay que destacar la excelente localización de la que hace gala el juego gracias al interés de FX Interactive, que siempre borda sus lanzamientos en este sentido.

Si existe algo que debamos criticar es el apartado de creación de edificios, murallas, etcétera, ya que en este juego sencillamente no existe esa opción. Tampoco los gráficos son lo mejor de este juego, visiblemente inferiores en las animaciones de los personajes, aunque llegará un momento en el que el usuario se sumergirá tanto en la estrategia que este aspecto pasará desapercibido.

En cualquier caso, la aparición de este juego es una excelente noticia y más aún teniendo en cuenta que su precio es de tan sólo 19,95 euros, que, con toda seguridad, estarán bien pagados porque Imperium III asegura horas y horas de diversión.