La industria del videojuego cae en España un 5,2%

El consumo de videojuegos en nuestro país alcanzó un valor de 1.245 millones de euros, lo que supone una perdida del 5,2% con respecto al año pasado

Microsoft podría llevar Kinect a Windows

23 marzo 2011

El consumo de videojuegos en nuestro país alcanzó un valor de 1.245 millones de euros, lo que supone una perdida del 5,2% con respecto al año pasado. A pesar de la caída, España mantiene su posición como cuarto país europeo en consumo.

La Asociación Española de Distribuidores y Editores de Software de Entretenimiento (aDeSe) presentó en un acto celebrado en el hotel Hesperia de la capital el balance económico de la industria del videojuego en el año 2010. Aunque desde aDeSe se vaticinaba un leve crecimiento, o en el peor de los casos repetir los resultados del año 2009, las cifras no les han dado la razón y muestran un balance negativo.

Los datos, recogidos a través de la auditora Gfk, señalan que, en el mercado español, el hardware supuso 631 millones de euros (un 0,3% menos que en 2009), el hardware 489 millones de euros (un 13% menos) y los periféricos y accesorios 125 millones de euros (un 5,6 más con respecto al ejercicio anterior). El principal lastre de nuestro mercado han sido las ventas de consolas portátiles, que han experimentado una caída del 25% (en sobremesa muestra una «aceptable disminución»del 3%).

Sin embargo, la Asociación ve numerosos motivos para pensar que la tendencia negativa desaparecerá este año, por un lado, el descenso en España es menor al resto de países europeos (que se sitúa en un 6,65%), se esperan lanzamientos dispuestos a revitalizar el mercado (Nintendo 3DS, Sony NPG, etc.) y el consumo de videojuegos ya representa «un uso habitual en los hogares españoles».

Con respecto a este último punto, han recordado que en España un 40% de los hogares con niños disponen de una consola y un 18% de una consola portátil. Además, sus ingresos superan ampliamente a los que consigue la industria del cine, la música y el DVD. En definitiva, es «la opción favorita de entretenimiento de los españoles».

Buscando los motivos que expliquen este descenso, la Asociación apunta a dos direcciones: la situación del consumidor afectado por la grave crisis que padecemos, y la piratería. Según diversos cálculos, un 60,7% de los productos que se distribuyen en nuestro país son piratas, una cifra «capaz de matar una industria entera» que «demuestra que vivimos en un país en el que no se respeta la propiedad intelectual» en palabras de Alberto González Lorca, presidente de aDeSe.

Insistiendo en este problema, «tremendamente preocupante», González Lorca cree que puede tener solución en la popularmente conocida como Ley Sinde, «si este reglamento da la oportunidad de controlar de alguna manera la piratería, podemos ser optimista», además «más vale tener un reglamento que ninguno». Por último, recordó que «la aprobación por mayoría absoluta de la Ley garantiza el compromiso de los partidos políticos a la hora de combatir esta lacra».

Hay que puntualizar que este año se ha incluido en el informe el segmento de los periféricos, que han llegado para quedarse tras el éxito de Kinect de Microsoft y Move de Sony (de hecho, si no se incluyera nuestra industria habría caído hasta el 6,2%). También hay que señalar que en el informe no se han reflejado los datos de juegos para móviles y redes sociales, un sector cada vez más en alza que será próximamente analizado tras «cerrar los diversos acuerdos en los que estamos trabajando».

Por último, no queremos dejar de señalar el sentido recuerdo expresado por aDeSe a las víctimas del terremoto de Japón. En palabras de González Lorca, se trata de un pueblo «vital a la hora de hacer realidad los videojuegos al que mandamos toda nuestra solidaridad, apoyo y condolencias».

Loading...
'); doc.close(); });