iPod nano 4G, con nueve colores diferentes

La cuarta generación del iPod nano ha estilizado su diseño con respecto al modelo anterior y cuenta con una carcasa de aluminio y cristal, materiales muy ligeros (pesa 36 gramos) para el nano más delgado de la historia de Apple (sólo 6,2 mm de grosor)

Javier Pérez Cortijo

15 diciembre 2008

Su pantalla de 2 pulgadas (con una resolución de 320 x 240 píxeles) aprovecha el acelerómetro, una de sus novedades. Gracias a él es posible ver la pantalla en modo apaisado cuando rotamos el iPod, ideal para disfrutar de la característica CoverFlow en nuestra biblioteca de imágenes, música o vídeos, así como pasar buenos ratos con los juegos que en la mayoría de los casos son más divertidos en una pantalla en horizontal, sin olvidar que gracias al acelerómetro es posible avanzar en ellos sólo moviendo el iPod.

Además, cuando agitamos el nano mientras escuchamos música pasamos al modo Shuffle, que sirve para acceder a una canción de manera aleatoria dentro de nuestra biblioteca musical.

No podemos dejar de mencionar que el nano 4G se vende en nueve colores diferentes (plateado, malva, azul, verde, naranja, amarillo, rosa, rojo y negro) y que, según nuestras pruebas, su batería nos deja reproducir música hasta 24 horas seguidas y poco más de 4 horas de vídeos. Nosotros hemos analizado el modelo de 8 Gbytes, pero también hay otro de 16 gigas por 189 euros.