iPod touch (2010)

El nuevo touch ha mejorado en tamaño, pero sobre todo en prestaciones gracias a la CPU A4, la nueva pantalla retina y la incorporación de sendas cámaras con las que hacer videollamadas gratis con otros iPhone o iPod touch

Enrique Sánchez rojo

28 enero 2011

El nuevo iPod touch fue anunciado oficialmente el pasado 1 de septiembre durante una de las habituales Keynotes de Apple, habiendo pasado a ser uno de los modelos más vendidos de la empresa de la manzana. Sus defensores más acérrimos lo definen como "el iPhone libre sin teléfono", y lo cierto es que razones no les faltan. En realidad, el touch ofrece la misma plataforma iOS que el iPhone a la hora de ejecutar aplicaciones, aunque a un precio mucho más razonable, que parte de los 229 € para el modelo de 8 Gbytes. Eso sí, si el módulo GSM/3G para realizar llamadas y sin el receptor GPS, una ausencia destacada, pues con él podría convertirse en un producto casi perfecto.

Centrándonos en el nuevo modelo, que hemos podido analizar en su versión de 32 Gbytes, lo más destacado a simple vista es, sin duda, la extrema delgadez de su carcasa. Externamente es prácticamente idéntico al modelo anterior, con la parte trasera plateada, y la delantera íntegramente compuesta por el cristal negro de la pantalla.

grosor

Un iPhone 4 sin módulo móvil

Ahora bien, los cambios más relevantes van por dentro: nuevo procesador A4, pantalla Retina de 640 x 960 puntos, nueva cámara trasera de 960 x 720 que se completa con otra cámara frontal, y otros detalles menores como un giróscopo de tres ejes que se une al habitual acelerómetro. Es decir, para simplificar, lo dicho al comienzo: un iPhone 4 en toda regla sin módulo de comunicaciones móviles ni GPS, pero más ligero y accesible.

Como sistema operativo encontramos el iOS 4.1 que, entre otras novedades, añade la función de Facetime al touch. Esto supone que podemos mantener videollamadas gratuitas vía WiFi con cualquier otro iPod touch o iPhone 4, dispositivos a los que los rumores apuntan que pronto se unirán nuevas versión del iPad con cámara frontal. Con ello la jugada de Apple y su Facetime será redonda, al poner al alcance de todos los usuarios de sus dispositivos una forma de comunicación fácil, atractiva y gratuita al alcance del dedo.

El funcionamiento de Facetime en el touch es muy simple: basta asociar nuestra cuenta de correo .Mac (la que utilizamos para la App Store) a Facetime, con lo que a partir de ese momento otros usuarios con iPhone 4 o iPod touch nos podrán llamar vía Facetime utilizando nuestro correo electrónico como destino de la llamada y siempre, claro esta, que nos mantengamos conectados a una red WiFi y que ambos dispositivos tengan instalada al menos la versión 4.1 de iOS. Como curiosidad, cuando alguien nos llame desde su iPhone 4, en la pantalla del touch no aparecerá su nº de móvil, mientras que cuando sea al contrario, en el iPhone 4 aparecerá como identificador de llamada el correo electrónico asociado a Facetime en nuestro touch.

Calidad de Facetime y fotos

Una curiosidad es que, según las pruebas que hemos realizado en el Laboratorio, la calidad de las llamadas Facetime entre un iPhone 4 y un iPod touch es inferior a la que obtenemos cuando la realizamos entre dos iPhone 4. El tema no deja de tener su miga si tenemos en cuenta que teóricamente el hardware es idéntico, salvo por el micro (ubicado en la parte trasera, junto a la cámara) y el altavoz (menos potente que en el iPhone 4). Aún asi la calidad es más que razonable para tratarse de una videollamada vía WiFi a través de Internet, y con un retardo (latencia) realmente bajo.

touch_camara_640_width_scale

Vista en detalle de la cámara frontal para las videollamadas con FaceTime.

Cambiando de tercio, también nos ha resultado curioso que en general la calidad de las fotos y vídeos capturadores ofrezcan peor aspecto que las de un iPhone 4. De nuevo la cámara es teóricamente idéntica, aunque a simple vista se aprecia una diferencia importante en la óptica y, más evidente aún, la ausencia del flash LED. El resultado son fotos con más grano, peor balance de blancos, mayor curvatura en las zonas límites de la foto, así como una amplitud de campo algo menor que con el iPhone 4. Con el vídeo (también en calidad HD de 720p), en cambio, logramos algo más de campo de visión, aunque también con peor calidad de captura. Eso sí, si tenemos en cuenta los 7 mm de grosor del touch y nos olvidamos de las comparaciones con el iPhone 4, los resultados han mejorado mucho respecto al modelo anterior.

camara_touch

Usabilidad mejorada

Desde el punto de vista de la usabilidad, aunque la interfaz de iOS es idéntica a las que ya conocemos en los iPhone y touch anterior, la mayores prestaciones del nuevo procesador A4 hacen todo funcione de manera más fluida y rápida. La ejecución de aplicaciones complejas o la reproducción de vídeo en HD no plantea el menor problema.

Además, para los amantes de oír la música sin auriculares, aunque el touch sólo incluye un altavoz (sonido mono), su potencia y nivel de graves/agudos ha mejorado respecto a la generación de touch anterior. De hecho, ya podemos oír música en un entorno poco ruidoso e incluso disfrutarla, no como en el modelo anterior, donde la presencia del altavoz parecía algo casi testimonial y muy poco práctico.

Conclusiones

El nuevo touch, aunque muy similar en aspecto externo respecto al anterior, ha sufrido mejoras suficientes como para justificar que los usuarios más habituales de este dispositivo se planteen su actualización. La nueva pantalla, como en el iPhone 4, es una verdadera gozada, mientras que Facetime puede ser una excelente utilidad para todos aquellos que busquen videollamadas gratis de extrema facilidad.

A nuestro gusto, al iPod touch sólo le falta un receptor GPS para convertirse en nuestro gadget preferido. El sistema de localización "aproximada" que incluye, basado en la ubicación de redes WiFi conocidas nos parece un demasiado poco fiable y bastante inútil en buena parte de nuestro país. Ahora bien, también es cierto que llegados a ese punto quizá tuviera más sentido comprar el iPhone 4 por precio y tamaño, por lo que es posible que los chicos de Apple tengan más que buenas razones para no incluirlo.

Loading...