iRiver U10

Esta propuesta lo tiene todo para ganar la comparativa.

21 julio 2006

Las anteriores veces que nos hemos encontrado con los dispositivos de iRiver nos han dejado un sabor de boca estupendo. En este caso, nos hemos enfrentado al U10 con cierto desconcierto, ya que se nos antoja pequeño para ser un PMP (Portable Media Player), pero su pantalla deja entrever lo bien preparado que está para dicha función.

A primera vista, no hallamos más botones que el de encendido y los de volumen; no tenemos ni los típicos botones ni las clásicas ruedas de control, con lo que, para movernos por los menús, tendremos que pulsar sobre los laterales de la pantalla, que oscila en cuatro direcciones para facilitar todos los desplazamientos necesarios. Este curioso sistema es desde el principio muy cómodo y fácil.

Aparte de esta novedad, el producto cuenta con un apartado sonoro excelente. Además, la armonía lograda por graves y agudos se ve engrandecida por la amplitud del sonido. Por si esto fuera poco, desde las opciones de configuración del dispositivo, tenemos la opción de ajustar parámetros tan poco comunes como el boost, el foco o la amplitud del SRS, lo que nos llevará a tener una configuración personalizada para cada tipo de música.

El único detalle negativo en este sentido lo encontramos en los auriculares, pues aunque no son malos, preferimos los del sello Senheisser que solía adjuntar iRiver.